54.000 euros iniciales para convertir el zarzal de Artzamendi en un parque

Futuro. Aspecto que presentará la reordenación propuesta según proyecto de la paisajista Sangali/
Futuro. Aspecto que presentará la reordenación propuesta según proyecto de la paisajista Sangali

El Ayuntamiento aborda la recuperación después de años de reclamaciones de los residentes en Toki Eder. La ladera que culmina en la antigua vía renovará su aspecto en los próximos años

JUAN A. MIGURA BERGARA.

La ladera en la trasera de la calle Artzamendi, que llega hasta el antiguo trazado ferroviario entre Antzuola y Bergara, será en breve objeto de los primeros trabajos para su limpieza y recuperación como área de esparcimiento. Es la conclusión de la última reunión que mantuvo el gobierno municipal con 60 vecinos de la zona para presentar el proyecto que ha redactado sobre esta superficie de 28.000 m2 la paisajista Paola Sangali.

La actuación afectará a la ladera que limita con la trasera de las viviendas, la vía, el muro de Mariaren Lagundia y culmina en la rotonda de Toki Eder. La recuperación es una vieja reivindicación de los residentes que en los últimos años han visto únicamente la proliferación de las zarzas y de una vegetación sin control, que en algunos casos molesta a las viviendas, y ha hecho intransitable el camino que discurre hasta la vía.

Después de un encuentro en julio pasado con los vecinos para responder a estas demandas y conocer sus aportaciones, el consistorio encargó el proyecto que acaba de dar a conocer a los afectados. En aquel primer contacto mostraron sus preocupaciones por pequeños corrimientos de tierra, el riesgos de un incendio y el efecto de sucio que da el espacio abandonado.

Con el proyecto en las manos, adjudicado a la bióloga y paisajista Sangali por 9.000 euros, el equipo de gobierno plantea una actuación por fases con el objetivo recuperar el lugar como un espacio verde, «pero no será un jardín», destaca el concejal Lander Arregi, «la pendiente del 33% en algunos puntos no permite crear un jardín. Tampoco es lo que queremos nosotros ni los vecinos». Al ser colindante con la viviendas los usos de este espacio siempre deberán respetar la privacidad de los residentes.

La recuperación se desarrollará progresivamente durante los próximos años. Las primeras actuaciones llegarán durante 2018 que ya están dotadas de un reserva económica 54.000 euros, «empezarán los jardineros municipales por eliminar las plantas invasoras y preservar las autóctonas tanto en árboles como arbustos». Después comenzará la recuperación del camino zigzagueante que asciende por la ladera hasta el trazado ferroviario. En fases posteriores se dotará de reservas de suelo para frutales y plantas aromáticas y otros tipo de vegetación para que conserve su aspecto natural pero controlado para que no vuelva a dominar la maleza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos