Diario Vasco

Jardines públicos cerrados durante el periodo de alerta por el vendaval

Usondo. La tarde del domingo se partió este abeto de Normandía de 25 metros y 60 cm. de diámetro.
Usondo. La tarde del domingo se partió este abeto de Normandía de 25 metros y 60 cm. de diámetro.
  • Un abeto de 25 metros cayó en Usondo y una palmera en Errotalde, entre otros

  • No se registraron daños personales y sí numerosos avisos de cortes de pistas, carreteras y pasos

Las fuertes rachas de viento registradas durante el domingo y buena parte del lunes fueron las responsables de la caída de varios árboles, sin que se produjeran daños personales, y que obligaron a cerrar al público los parques públicos como medida preventiva que resultó muy efectiva en el caso del parque de Usondo, donde sobre las 20.00 horas del domingo se partió un gran ejemplar de abeto de Normandía, de entre 25 y 30 metros con un diámetro de 60 centímetros en la base, que se vino abajo sobre la fuente del espacio verde y un tramo de los paseos que discurren por los jardines.

El domingo y ayer los parques públicos de Arrizuriaga, Errekalde y Usondo permanecieron cerrados al aplicarse el protocolo municipal que se activa a partir del sistema de alertas de SOS Deiak. También se cerró ayer el paso por el parque de Santa Ana, que el domingo estuvo abierto porque da acceso a los ascensores de Bolu, pero la caída de un palmera aconsejó su cierre, con el mismo efecto sobre la biblioteca y servicios que se ofrecen en el palacio de Errotalde.

A primera hora de la tarde del domingo se retiraron las dos acacias que cayeron de la ladera que el pasado 16 de enero sufrió el desprendimiento. Los árboles quedaron trabados en el recorrido del paseo del antiguo ferrocarril pero las ramas de uno de ellos alcanzaron al tejado del número 47 de Bolu, donde rompió alguna teja y el canalón. Empleados municipales se encargaron de retirar los troncos.

Además, en este barrio dos paneles laterales de la caja exterior de los ascensores públicos fueron arrancados por el fuerte aire y uno de ellos se precipitó sobre el frontón del barrio cuando no había nadie. La mañana de ayer, en la salida de Ubera en sentido a Bergara, un pino cortó durante un rato el tráfico. La Policía Municipal recibió llamadas de varias pistas que quedaron cerradas por caída de pinos en Angiozar, en la zona de Lezeta en Basalgo, en Elorregi y otros puntos. El aire también provocó daños en varios pinares.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate