Diario Vasco

Los pabellones en Larramendi acogidos como otro estímulo a la economía local

Presentación. Alex Arriola, director del SPRi, la alcaldesa Elena Lete, y concejal Sabino Azkarate.
Presentación. Alex Arriola, director del SPRi, la alcaldesa Elena Lete, y concejal Sabino Azkarate.
  • El presupuesto municipal de 2017, en plena gestación, recogerá apoyos a empresas interesadas en ubicarse en la nueva promoción

  • El Ayuntamiento se felicita de la inversión de Sprilur de 3,5 millones de euros

«Este es uno de los resultados del compromiso que adquirimos con los ciudadanos de trabajar en la mejora de la situación socioeconómica de Bergara, y una prueba de que en el futuro seguiremos en el mismo camino», apuntaba la alcaldesa Elena Lete durante la presentación del proyecto de construcción de 17 pabellones industriales y un edificio de servicios en el polígono industrial de Larramendi por parte de Sprilur (Sociedad de Promoción y Gestión de Suelo Industrial), que daba a conoce esta semana su proyecto con una inversión de 3,5 millones de euros.

El director de Spri y gerente de Sprilur, Alex Arriola, destacó durante la presentación las facilidades que ha dado el Ayuntamiento para llevar adelante el proyecto «es una prueba más de que tenemos los mismos objetivos». Mientras que el edil responsable del área económica en el gobierno local, Sabino Azkarate, adelantaba que el presupuesto 2017 será una herramienta de ayuda para las iniciativas empresariales que quieran instalar su actividad económica en la nueva promoción.

Como describió Arriola, van a levantar dos edificios. De un parte, uno con 17 pabellones sobre 7.650m2 para usos industriales en módulos desde los 360 a los 1.500m2, y de otro, un bloque con fines comerciales y hosteleros sobre una parcela de 750m2 y dos alturas de 255m2 cada una.

En el primero, las empresas tendrán la posibilidad de arrendar, comprar o alquilar con derecho a compra, «los precios serán competitivos, y además entre nuestras funciones están las de dar las máximas facilidades a las empresas».

Apuntaba Arriola que el interés que han mostrado media docena de compañías por ubicarse en ese polígono está en el origen de esta apuesta de levantar los pabellones, que como matizó la alcaldesa, es ahora mismo la única promoción de Sprilur prevista para Gipuzkoa, y añadió «es una gran noticia porque va a dinamizar un polígono industrial que ha estado años quieto». Hasta la fecha únicamente la empresa local Embalan3 trasladó su actividad en 2012 a este polígono.

Larramendi dio los primeros pasos entre Gobierno Vasco y Ayuntamiento en la legislatura 2003-2007, y para finales de 2010 estaba concluido un espacio muy bien valorado por sus equipamientos y su ubicación estratégica, casi equidistante de las tres capitales autonómicas, y muy próximo a unos de los grandes nudos en comunicaciones viarias de la comunidad.

Sobre una extensión de 289.232m2 dispone de 149.352m2 de suelo industrial útil dividido en nueve parcelas que están urbanizadas y abiertas a las promociones públicas o de las propias compañías que pudieran estar interesadas en implantar su actividad. En la explanada urbanizada quedarán todavía libre nueve parcelas con tamaños que van desde los 2.786m2 a los 18.770m2 de la mayor de ellas.

Un año de ejecución

El proyecto, que para el 7 de diciembre conocerá las propuesta de las constructoras para la ejecución por concurso, tiene previsto iniciar los trabajos en enero de 2017 y un plazo de construcción de un año. Con la inversión de 3,5 millones de euros se ocuparán algo más de 8.000m2 de dos parcelas contiguas, «es un polígono de última generación por el que nos preguntan bastante empresas de aquí y de fuera. Dispone también de parcelas para grandes asentamientos», apuntó Arriola.

Esta nueva promoción viene a responder a lo que Spri considera que tiene una mayor demanda, «pabellones pequeños y medianos con módulos desde los 360 a los 1.500m2 y altura de diez metros».

La insistencia del gobierno municipal ante Sprilur para dinamizar Larramendi, como se habían comprometido, ha fructificado en este proyecto recibido como un estímulo para la reactivación económica por las autoridades locales.

La disponibilidad de suelo público y en breve también de pabellones, junto a los programas de análisis económico como Berelan y Empresare Foroa, el programa de vivero de proyectos Berrekin, las iniciativas de apoyo a nuevos emprendedores del instituto Miguel Altuna, y la posibilidad de dedicar alguno de los pabellones de Larramendi como incubadora de empresas, conforman parte de la batería municipal de iniciativas, gestiones y colaboraciones para empujar a la reactivación económica.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate