Diario Vasco

Una pasarela peatonal sustituirá al puente de Mekolalde, en pleno derribo

Mekolalde. Las máquinas iniciaron los trabajos de demolición por la plataforma del puente.
Mekolalde. Las máquinas iniciaron los trabajos de demolición por la plataforma del puente. / MIGURA
  • El nuevo paso estará construido en madera, tendrá 35 metros de largo, 2 metros de ancho y una pendiente del 6%, y se apoyará en estribos

  • Ayer dieron comienzo los trabajos de demolición que se prolongarán 10 días

En tres meses los vecinos de Mekolalde podrán volver a cruzar el río Deba por una pasarela de madera que suplirá al viejo puente del barrio que ayer mismo empezaron a demoler las máquinas, si se cumple el plazo que anunció la alcaldesa, Elena Lete, en la visita a los trabajos que sufraga la promotora Urratetxe del Grupo Eibar como parte del compromiso de urbanización del área industrial que desarrolló sobre los terrenos de la antigua factoría textil de Narvaiza y otros colindantes.

Una máquina perforadora y otra con una cizalla iniciaron las labores ayer, sobre las 10.30 horas, para tirar un puente que data de finales del XIX. Estaba sentenciado a muerte desde el momento que, en 2007, se abrió otra pasarela para ese polígono industrial unos metros más allá, curso arriba. Desde Ur Agentzia, para autorizar el nuevo, se exigió la demolición del viejo «para reducir los riesgos de inundaciones y eliminar un obstáculo hidráulico», como apuntó la alcaldesa que estableció la agencia de aguas dependiente del Gobierno Vasco.

La previsión es la demolición y retirada de todos los restos en diez días, «primero actuamos sobre la plataforma y retiramos el escombro del cauce. Después las máquinas tirarán el gran pilar central», apuntaban los operarios.

La sustitución por una pasarela de madera de uso peatonal de 35 metros de largo, dos metros de ancho con barandillas a 1,10 metros y una pendiente descendente hacia la carretera del 6%, está prevista para mediados de enero o principios de febrero, «tras el derribo y recogida de residuos hay que acondicionar las zapatas laterales que sustentarán el nuevo puente». Esta es otra exigencia de Ur Agentzia, que obliga a un único vano, sin apoyo central, «a la izquierda en sentido del curso de río se aprovechará el estribo que está integrado junto a la casa como punto de apoyo. En la derecha crearemos un punto de sujeción de cemento para lo que utilizaremos la técnica de los micropilotes de diez metros de profundidad». Con los apoyos ejecutados, llegará el puente prefabricado que se colocará en los soportes, y en el tramo final prepararán las conexiones y la urbanización, destacaban los técnicos del Grupo Eibar. Empresa que hace frente a un presupuesto que ronda los 170.000 euros, «con esta actuación cumplimos con la última obligación que teníamos con la urbanización de este sector desde que, en 2005, compramos Narvaiza y facilitamos el traslado de Tornillería Deba», señaló Gorka Aranegi, responsable de esta promotora.

La primera autoridad local se felicitó de la puesta en marcha del tramo final de un proceso que se abrió en 2002, y la culminación de este sector con una acceso moderno con el puente de 2007. «Hasta que no se completara la urbanización interna, después de abrir el puente nuevo, no se podía tirar el viejo porque seguía dando acceso a las empresas».

También recordó Lete que de cara a las afecciones de los vecinos de la zona, un total de 14 viviendas en dos bloques, se les facilitará durante estos tres meses, en los que no podrán cruzar, además del transporte público y escolar, un servicio de taxis concertado con el Ayuntamiento.

Cambio en el paisaje

Mekolalde conoció ayer los primeros pasos de un cambio paisajístico considerable. Apuntan que el puente lleva en el lugar desde finales del siglo XIX, cuando en 1889 la línea ferroviaria Zumarraga-Durango (el tren de arriba) alcanzó el barrio y daba paso al apeadero. La pasarela ganó en importancia cuando en 1918 se creó la estación intermedia de Mekolalde, porque era el punto de unión de la anterior línea con el ferrocarril Anglo Vasco Navarro de Estella a Mekolalde (tren de abajo).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate