Diario Vasco

La tribuna hará el invierno más llevadero para el público en Ipintza

Visita. Ugarteburu, Ganzarain, Zaitegi, Lete y Aranguren acudieron ayer a las obras.
Visita. Ugarteburu, Ganzarain, Zaitegi, Lete y Aranguren acudieron ayer a las obras. / MIGURA
  • La inversión municipal asciende a 140.880 euros, más IVA, para habilitar un espacio cubierto con 150 localidades y laterales transparentes

  • Los trabajos de ejecución en marcha tienen que estar listos a primeros de enero

Que los campos de fútbol de Agorrosin e Ipintza son dos puntos de intenso frío en las jornadas invernales por la humedad y su ubicación junto al Deba es 'vox populi' entre los aficionados locales al fútbol y los visitantes. Agorrosin dispone de una tribuna y la zona de bar que dan cierto refugio a las gélidas temperaturas y sobre todo al agua. Desde enero de 2017 también podrán resguardarse los asistentes al campo de Ipintza, ya que para esa fecha deben terminar las obras de construcción de una grada, como señalaba ayer 'in situ' la alcaldesa, Elena Lete, en la presentación del proyecto donde estuvo acompañada de los técnicos y el presidente del BKE, Iñigo Zaitegi.

El proyecto da respuesta a una vieja aspiración vecinal y de la entidad mahonera, y al compromiso electoral de los jeltzales en las municipales de 2015.

Tras superar un proceso de participación, donde vecinos y clubes marcaron la pauta y decidieron que la ubicación sería junto a la terraza del bar y no enfrente por la cercanía de la variante y la presencia de unos grandes colectores, la obra cumplió el proceso para la adjudicación y arrancó el 7 de noviembre.

El proyecto del estudio de arquitectura e ingeniería Imara, a cargo de Ion Ganzarain e Iosu Aranguren, que harán el seguimiento de la obra, fue adjudicado por 140.880 euros más IVA a la constructora Gabika. Tienen un plazo de ejecución de tres meses de manera que los primeros días de enero debería estar concluida la grada.

Con un capacidad para 150 personas con tres filas de asientos, se levantará en el lateral junto a la terraza del bar de las piscinas. Un emplazamiento que permitirá que desde ese punto elevado se monte un acceso por detrás para las personas con movilidad reducida, que pueden llegar a la terraza en los ascensores de Agorrosin Gunea. El bajo de la nueva estructura permitirá crear cuatro pequeños almacenes de uso compartido entre club y piscina.

La grada se asentará detrás de la banda del campo sobre el acceso desde los vestuarios a la piscina exterior. A pesar de la ocupación de suelo dejarán un pasillo de unos 2,5 metros para comunicar la zona verde y el edificio de Agorrosin Gunea, y en la parte delantera 1,5 metros junto a la banda que permitirá la movilidad por todo el perímetro del campo de fútbol.

La tribuna tendrá las tres caras traslúcidas para minimizar el impacto, aportar luz y mantener la visibilidad desde la terraza, «fue una de las peticiones del proceso de participación», explican.

La ejecución de las obras no afectarán a los usos del anexo mahonero donde siguen los entrenamientos y partidos oficiales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate