Diario Vasco
Andra Mari restaurada.
Andra Mari restaurada. / MIGURA

El sábado charla en la ermita de San Juan sobre sus esculturas góticas

Las esculturas góticas de la ermita de San Juan y otras piezas de este estilo serán el eje central de la conferencia que ofrecerá el sábado, desde las 11.00 horas, en la iglesia de ese barrio rural el historiador especializado en el estudio del arte mueble de la Edad Media, Jesús Muñiz Petralanda.

Sobre una pequeña muestra de este rico repertorio artístico tratará la conferencia integrada en la programación del Museo Laboratorium, «la elección de esta ermita como escenario de esta actividad no es casual ya que en su interior aún pueden contemplarse hasta cuatro imágenes de estilo gótico, dos dedicadas a San Juan Evangelista (una del siglo XIV y otra de comienzos del XVI), una Andra Mari del siglo XV y la imagen titular de San Juan Bautista de los últimos años, de este mismo siglo», apunta el museólogo municipal, Xabier Aranburu.

En el transcurso de la charla se ofrecerá un análisis histórico y artístico de estas piezas, tanto desde el punto de vista iconográfico como formal, describiendo aspectos como sus actitudes, atributos, indumentaria o caracterización, así como algunas consideraciones respecto a las fuentes gráficas que pudieron servir de inspiración para su realización.

Los asistentes podrán conocer de primera mano las características de estas tallas y «los argumentos que justifican las cronologías propuestas y su inserción en el proceso evolutivo de la imaginería gótica en el País Vasco, de la que obtendrán una visión panorámica apoyada en los ejemplares pertenecientes a esta ermita».

La sensibilidad mostrada por Obieta Elkartea, la asociación vecinal del barrio, logró del Obispado la cesión del templo como sala de usos culturales y su rehabilitación, y en 2012 encargó la restauración de algunas de sus piezas. Una recuperación que realizó la empresa especializada Artez.

Esta acción de los sanjuandarras ha permitido la conservación y ser este sábado referente local para abordar la riqueza que acogen algunas de la numerosos ermitas de la villa, como reconoce Aranburu, «el riquísimo patrimonio de la villa de Bergara no sólo se compone de sus monumentales parroquias y la profusión de edificios civiles que se emplazan en su casco urbano sino que se hace extensivo igualmente a su ámbito rural, en el que llegaron a contabilizarse hasta 38 ermitas, una cifra extraordinaria que le convierte en el segundo municipio con mayor número de construcciones de este tipo de todo el territorio de Gipuzkoa, solo superado por la villa de Oñati».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate