Diario Vasco

Renovación de la flota de camiones para la recogida selectiva de residuos

Camiones. Altuna, Elkoro y Arregi junto al mecanismo de carga lateral y bajo la nueva imagen.
Camiones. Altuna, Elkoro y Arregi junto al mecanismo de carga lateral y bajo la nueva imagen. / MIGURA
  • 'Debagoiena ingurumena' sustituye como imagen al 'Selektiboak gara' heredado del anterior gobierno comarcal

  • Los 3 nuevos vehículos de carga lateral suponen una inversión de 390.000 euros

El nuevo mapa de la selección y recogida de los residuos urbanos que presenta Debagoiena a raíz de las consultas en Bergara, Eskoriatza y Aretxabaleta que se han incorporado al quinto contenedor junto a Arrasate y Elgeta -Oñati y Antzuola conservan el puerta a puerta-, ha supuesto un cambio de modelo e inversiones de la Mancomunidad para responder a la nueva realidad, como quedó patente en la comparecencia que ofrecieron ayer, en el vertedero de inertes de Epele, el presidente de la Mancomunidad, Unai Elkoro, el responsable de la gestión de residuos, Lander Arregi, y la técnica del área, Maddi Altuna.

Presentaron dos de los tres nuevos camiones de carga lateral para la retirada del mayor número de contenedores (se han incorporado 348 nuevos), y el nuevo logotipo para la flota y el servicio 'Debagoiena ingurumena' con el símbolo del visto bueno en verde que sustituye al 'Selektiboak gara' en negro y amarillo que heredaron de los anteriores gestores políticos del servicio.

Un cambio que, como apuntó Lander Arregi, quiere reflejar que ya se ha superado la fase de selectivos en base a los datos «estamos sobre el 80% de selección que es más que el doble de la media de Euskadi, y muy por encima de otras mancomunidades guipuzcoanas».

Reducción de costes

Destacó también que desde abril, con el cambio de sistema, han logrado una reducción de costes de 1,5 millones de euros, «en el 2017 queremos seguir en esa línea de reducir más el gasto». Cifras, unas y otras, que les permiten presumir de haber logrado los objetivos marcados y demostrado la eficiencia del modelo de cinco contenedores.

En el capítulo de las inversiones obligadas, la técnica Maddi Altuna señaló que en septiembre llegó un primer nuevo camión de carga lateral de kilómetro cero que costó 178.500 euros y esta pasada semana se han incorporado dos nuevos vehículos de características similares con un coste de 195.110 euros cada uno, «disponemos de tres camiones nuevos y dos viejos de carga lateral. Estos dos últimos hacen el trabajo de uno de los nuevos, de manera que son cuatro los que necesitamos por ahora», y añadió Arregi, «en 2017 valoraremos si retirar o no los viejos, se les sacará el máximo provecho», y anunciaba que venderán algunos de los antiguos de carga trasera utilizados básicamente para el puerta a puerta.

En el capítulo de mejoras ejecutadas como gasto está también el nuevo vehículo para la limpieza de contenedores, «disponemos de uno y el segundo llegará en enero. El objetivo es aumentar la frecuencia en la limpieza de los recipientes que ahora es de 3 ó 4 semanas de media, aunque en periodos de calor se reduce la periodicidad».

348 contenedores

El presidente Unai Elkoro recordó a los medios que se han adquirido e instalado 348 contenedores para el vertido de residuo seleccionado que se recogen de forma lateral con un inversión de 351.000 euros tras la incorporación al sistema de Elgeta, Bergara, Eskoriatza y Aretxabaleta, «208 son de orgánico y fracción resto y para esa compra la Diputación de Gipuzkoa nos ha dado una ayuda de 144,256 euros que supone un 60% de la inversión de 241.000 euros que realizamos. Los otros 140 se han dedicado a envases ligeros y cartón que hemos abonado íntegramente nosotros».

Los dos responsables políticos de la gestión comarcal de los residuos urbanos, Arregi y Elkoro, señalaron que esperan que para el primer trimestre de 2017 el nuevo mapa de selección y recogida esté fijado, «a partir de ese momento se trabajará en mejorar aún más la eficiencia del sistema, con actuaciones puntuales según las necesidades que detectemos».

Entre las novedades que llegarán apuntaron que los contenedores amarillos serán dotados de dos varillas para sujetar el portón trasero de apertura con llave para los grandes volúmenes y hacer más cómodo el vertido. Una medida orientada a comercios, sociedades gastronómicas y otros grandes productores de estos residuos.

La apuesta por la mejora continua ha llevado a la Mancomunidad a invitar a Mondragon Unibertsitatea a idear el denominado 'contenedor inteligente', que entre otras cosas «podría utilizar células fotovoltaicas para alimentar el cierre electrónico y permitiría eliminar las pilas. Es una idea en una fase incipiente porque esta fuente de alimentación estaría a la intemperie, debería ser resistente por los movimientos y golpes en la recogida, entre otras características».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate