Diario Vasco
El doctor en Física José Luis Martínez Peña.
El doctor en Física José Luis Martínez Peña. / ESS BILBAO

Las dianas de wolframio del acelerador de protones, hoy, en Laboratorium Museoa

La importancia científica del aislamiento del wolframio en el Real Seminario por los hermanos Elhuyar convirtiendo el metal en un protagonista tecnológico, quedará patente hoy en la conferencia que ofrecerá José Luis Martínez Peña, doctor en física y director ejecutivo del ESS Bilbao, que vinculará este material con el proyecto europeo de fuente de neutrones por espalación en la conferencia 'De Bergara 1783 a Lund 2018...tres siglos después', a partir de las 19.15 horas en Laboratorium Museoa. Abren con una presentación a las 19.00 horas a cargo del concejal de economía y desarrollo, Sabino Azkarate.

Martínez Peña, con sus cualidades innatas de divulgador dará a conocer cómo el wolframio es el material con el que están construidas las 7.000 piezas que actúan como una diana donde chocan los haces de protones lanzados por el acelerador. Esta colisión libera los neutrones y permite la investigación en distintos campos.

Los asistentes tendrán ocasión de conocer una de esas piezas que ESS Bilbao ha donado al museo bergarés y que permanece en estas fechas como pieza invitada del museo de historia de la ciencia.

La Fuente Europea de Neutrones por Espalación (ESS) se está construyendo en la ciudad sueca de Lund una vez que se eligió sede, a la que aspiraba también Bilbo.

ESS Bilbao, tras descartarse la construcción, se transformó en el vehículo para la contribución en especie del 5% del costo total del proyecto, suministrando sistemas o subsistemas diseñados, construidos y probados para la fuente a través de ESS Bilbao, lo que supone una transferencia de tecnología y conocimiento puntero.

El proyecto global alcanza los 1.843 millones de euros que aportarán los 17 países socios. El acelerador estará plenamente operativo en 2025 y tendrá múltiples aplicaciones en el campo de la medicina o los nuevos materiales.

De esas colisiones con las dianas de wolframio los científicos pueden sacar conclusiones para la medicina, la aeronáutica y la producción de energía, entre otras. Por ejemplo, pueden estudiar alteraciones en el ADN, encontrar nuevos tratamientos oncológicos de radioterapia que no afecten a tejidos sanos, hallar nuevos sistemas de mecanizado en nanoescala o controlar mutaciones genéticas para producir plásticos a partir de microorganismos, y otros campos de conocimiento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate