Diario Vasco

Reconocidos 35 donantes de sangre

Donantes. Parte del colectivo de bergareses que acudió ayer a la entrega de distinciones poco antes de salir hacia Eibar.
Donantes. Parte del colectivo de bergareses que acudió ayer a la entrega de distinciones poco antes de salir hacia Eibar. / MIGURA
  • Ayer celebraron en Eibar la fiesta comarcal de los donantes de Debagoiena y Debabarrena

  • Las aportaciones de la villa en 2015 fueron 1.093 donaciones en 26 extracciones

El premio que se llevaron ayer 35 bergareses en Eibar fue un sencillo y sentido agradecimiento por mantener durante años la fidelidad de la aportación solidaria y desinteresada de sangre. La localidad armera fue el escenario de la fiesta de los donantes de sangre de Debagoiena y Debabarrena, con un encuentro que se abrió con un recibimiento, a las 13.15 horas, siguió con la entrega de insignias y diplomas, y cerró con una comida, a partir de las 14.30 horas.

Las distinciones destacaron las aportaciones efectuadas a lo largo de su vida, entre 25 y más de 75. En el caso local, 21 hombres y 14 mujeres para los que la exigencia de cantidad de donaciones varia por géneros para las distinciones. Las mujeres pueden donar un máximo de tres veces por año y los hombres cuatro.

Estos 35 donantes activos son una realidad para el Banco de Sangre de Gipuzkoa, pero el gran reto de la delegación mahonera, que preside Antonio Herzog, es mantener y crecer para consolidar el futuro «tenemos que obtener nuevos donantes para compensar los donantes que se tienen que dar de baja, bien por edad o por enfermedad, y poder seguir manteniendo el número de donaciones. La media de edad de los donantes de Bergara sigue siendo alta, entre 45 y 50 años, y tenemos que conseguir una media inferior».

El balance del pasado ejercicio 2015 se cerró con 30 donaciones menos que en 2014 hasta alcanzar las 1.093 donaciones realizadas por un total de 649 personas de las que 360 fueron hombres y 289 mujeres, «lo positivo es que conseguimos 71 nuevos donantes». Cincuenta se incorporaron en las 23 extracciones que realizan durante el año en el ambulatorio, una periodicidad generalmente quincenal, y otros 21 en las especiales en el instituto Miguel Altuna, Mariaren Lagundia y Agorrosin Gunea, «buscamos acercarnos a los jóvenes en estos puntos».

La realidad es que el número de donaciones está bajando, «aunque cubrimos las necesidades hay que hacer hincapié a la población y sobre todo a los jóvenes porque necesitamos nuevos donantes y que sean constantes sus donaciones. A nivel hospitalario ha descendido la demanda porque las operaciones son menos sangrantes, pero la demanda crece desde otros campos como el de las personas mayores o los enfermos de cáncer».

En cifras global de donantes, activos e inactivos, la villa está un poco por encima de la media guipuzcoana, con más del 5% de la población, «pero queremos volver a llegar al millar de donantes como hace unos años», y hacen un llamamiento para engrosar sus filas, «para ser donante es suficiente con tener 18 años y un peso mínimo de 50 kilogramos. Que los interesados se acerquen a las extracciones que convocamos, necesitamos de la aportación de todos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate