Diario Vasco

Markel Cestafe recorta distancias en el campeonato vasco tras ganar en Urraki

Markel Cestafe, de negro, en el podio tras ganar en Urraki.
Markel Cestafe, de negro, en el podio tras ganar en Urraki. / MATURANA

El triunfo del piloto bergarés Markel Cestafe el pasado fin de semana en la XXXIV Subida Automovilística a Urraki en la categoría de turismos abre la posibilidad de un segundo campeonato vasco de la modalidad de subidas de montaña para la villa tras el que ya tiene asegurado Aitor Zabaleta en la categoría de monoplazas, a pesar de que este pasado fin de semana fue segundo en la ascensión azpeitiarra.

Markel Cestafe con un Mitsubishi EVO VII logró en la segunda manga una diferencia de cuatro décimas sobre su rival en la lucha por el título Iban Tarsicio (Mitsubishi EVO IX). Con el triunfo el bergarés mete presión a Tarsicio, que le aventaja en unos pocos puntos, y al que intentará arrebatar la corona en la Subida a Udala, el 29 de octubre, un trazado que se ha incorporado este año al Campeonato Vasco de Montaña y que será desconocido para todos los conductores.

Las décimas también inclinaron la balanza del lado de Joseba Iraola en la categoría de monoplazas por primera vez en toda la temporada, frente a Aitor Zabaleta. Tras vencer en la primera manga Zabaleta con la Lola BMW, en la segunda fue superado por seis décimas por el Demoncar R34 de Iraola.

Aitor Zabaleta, con las victorias consecutivas en las cinco primeras carreras de un calendario de nueve, ya tenía en el bolsillo la txapela de 2016 antes de llegar a Urraki. Un título más entre los innumerables que ha cosechado al volante de la veterana barqueta Lola BMW.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate