Diario Vasco

Los asfaltados, en la recta final

Los vehículos que circulen desde Urdangarin tienen dos obstáculos elevados y un semáforo.
Los vehículos que circulen desde Urdangarin tienen dos obstáculos elevados y un semáforo. / MIGURA
  • Aprovechan los trabajos para crear un nuevo paso de peatones con semáforo entre Santa Marina y Alkabieta

  • Una inversión de más de 200.000 euros dedicada a mejorar siete tramos urbanos

Desde que se urbanizó el estacionamiento de vehículos frente al mercado de Oxirondo con un recorrido peatonal desde el pórtico de Santa Marina hacia Alkabieta, muchos viandantes obviaban el peligro de cruzar la calzada y se negaban a desviarse unos metros hacia el paso de peatones con semáforo que da acceso hacia Boni Laskurain. Este punto era muy transitado a pesar de cruzar la carretera en la salida de una curva con poca visibilidad para los vehículos que circulaban desde la calle Urdangarin.

La tozudez, más bien comodidad, ha hecho que en estos últimos trabajos de asfaltado el Ayuntamiento haya optado por ser pragmático y ha decidido colocar en es punto un nuevo paso de peatones elevado y regulado con semáforo. Para minimizar el riego a los transeúntes y obligar a reducir la velocidad a los coches, estos últimos se encuentran en el sentido de la calle Urdangarin hacia el mercado, punto donde menos visibilidad hay, una aviso de peligro, regulación por semáforo del tráfico, y dos reductores de velocidad elevados, además de la señalización horizontal. Este nuevo paso y el que se encuentra unos metros más arriba, tienen la apertura y cierre del tráfico sincronizados para no provocar ningún tipo de colapso.

Mejoras en el firme

El paso elevado hacia Alkabieta es el único cambio de configuración que han sufrido las calles del municipio en la última campaña de asfaltado, donde el consistorio ha invertido 206.575 euros para recuperar siete recorridos. Las labores están en su última fase que afecta a la calle Zubiaurre pero deberían haber estado concluidas hace algunas fechas, pero unos problemas de la empresa adjudicataria han demorado el final.

Con esta inversión se ha recuperado el tramo entre el Espolón y San Antonio, firme de la parada autobuses, parte de Matxiategi, Urdangarin, Basarte o la calle Leizeaga que lleva a Eroski, que presentaba todo un recorrido de socavones e irregularidades en el firme.

Los trabajos se han centrado en los puntos más deteriorados y además de afectar a las calzadas, han recuperado cunetas y actualizado la señalización horizontal en esos lugares.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate