Diario Vasco

Flamenco en la ermita de San Juan

Concierto. La Jose, Josefina Gómez, con su poderosa voz y acompañamiento, mañana, en San Juan.
Concierto. La Jose, Josefina Gómez, con su poderosa voz y acompañamiento, mañana, en San Juan.
  • El uso compartido como espacio cultural del templo restaurado abre la puerta a este concierto gratuito

  • La Jose presenta mañana a partir de las 20.00 horas el disco en solitario 'Espiral'

La apuesta de los vecinos del barrio de San Juan para sacar provecho a la ermita más allá de las ceremonias de corte religioso tendrá un reflejo mañana, desde las 20 horas, con el concierto que ofrecerá la cantante La Jose acompañada a la guitarra por Jose luis Montón y en la percusión Ivan Mellen para presentar el disco 'Espiral'.

El encuentro con entrada gratuita presenta la temperamental música de fusión de esta cantante mezcla de gitana y paya, «se trata de una música apasionada y repleta de matices que abarca flamenco, copla y melodías sefardíes mezclándolas con pop, soul o rock, en la cristalina voz de La Jose (Josefina Gómez)», apunta la crítica. El Ayuntamiento ha dispuesto un servicio especial de autobús urbano. Partirá de la parada del mercado a las 19.30 y 19.45 horas. De regreso desde San Juan a las 21.30 horas.

Josefina Gómez dispone de una larga y variada trayectoria. Arranca con el grupo de son cubano Sentimiento Positivo (2005-2007), pasa al flamenco y jazz de Biriliquitiqui (2005-2006), sigue en el flamenco y reagge de Al Lío (2006-2007), en 2008 forma con un pianista cubano un Dúo Afrolatino de boleros, salsa, y sigue con otros proyectos hasta sacar un disco con la formación Rapsoda & La Jose que une el rap con otros géneros denominado 'Zoom' en 2013, y en 2014 da el salto al disco en solitario con 'Espiral'.

Su música está abierta a la mezcla, como ella misma se definía en un reciente entrevista, «soy mestiza, hija de una paya y un gitano, y consciente de que nací en un país mestizo por su propia historia. Me crié y sigo creciendo en un mundo cada vez más globalizado que me ha brindado la oportunidad de acceder a cassettes, cds y vídeos de góspel, rap, música oriental, flamenco, salsa, cumbia o pop, y he visto bailando en la cocina a mi madre una soleá por bulerías y a mi tita folclore libanés. A mi tito lo he presenciado pinchando y seleccionando con mimo la mejor música negra del mundo y mi padre me ha regalado con su voz algunas seguiriyas para llorar de emoción».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate