Diario Vasco

La creatividad de Gorriti y el humor de Pirritx eta Porrotx, con KMK16

Mural. Juan Gorriti invita a los alumnos a lanzar contra el lienzo los chorros de pintura de sus brochas.
Mural. Juan Gorriti invita a los alumnos a lanzar contra el lienzo los chorros de pintura de sus brochas.
  • La ikastola alberga hasta el 28 de octubre la muestra 'Aralar Itsamira' del escultor Juan Gorriti

  • Alumnos de Aranzadi, payasos y el artista pintaron ayer dos murales para la fiesta

Una treintena de alumnos de Aranzadi Ikastola, el escultor navarro Juan Gorriti y los payasos Pirritx eta Porrotx dieron ayer muchas pinceladas libres sobre dos murales que lucirán el próximo domingo en el Kilometroak 2016 para simbolizar el apoyo del mundo de la cultura y el espectáculo a la fiesta de las ikastolas guipuzcoanas.

El patio interior del centro escolar fue el improvisado estudio para que la creatividad y la espontaneidad se reflejaran en pintura lanzada sobre los murales para componer mucho color, una características de la obra de Juan Gorriti, que tomaba parte en esta performance para inaugurar en estas mismas dependencias su exposición 'Aralar Itsamira'.

Una colección de escultura, con la madera y el hierro como materiales centrales, que ha permanecido todo el verano en el palacio donostiarra de Miramar y sus jardines, y que, desde ayer y hasta el 28 de octubre, se reparte en las instalaciones de Aranzadi. El espectador podrá visitar la muestra de lunes a viernes de 18 a 20 horas con la entrada por la puerta de Herri Lagunak (cuesta de la Telefónica).

Durante el trayecto tendrá ocasión de disfrutar de más de cien piezas del autor que ha querido traer hasta Kilometroak su mundo de Aralar y el caserío. Con Gorriti los elementos de la naturaleza se transforman en arte, con una notable presencia del «azul infinito» como seña de identidad de la obra de un artista, filósofo, ser humano y bohemio de 74 años que está muy activo.

El recorrido por la muestra esta por el momento incompleto. Tiene todavía pendiente la llegada de una pieza, quizás la más emblemática, al tratarse de una gran vaca metálica azul de tres toneladas que todavía no ha podido ser instalada en el patio cerrado de la trasera de Aranzadi que da a la plaza Munibe.

Para colocar la pesada obra, que se sustenta en dos grandes pilares de madera, se requiere de un camión grúa. Para que este pueda bajar al patio los elementos, el Ayuntamiento tiene que retirar previamente la carpa que se encuentra instalada en la plaza Munibe.

La muestra ha llegado a la villa de la mano de la Fundación Torre Olaso, que ya colaboró con la UPV para montar 'Aralar Itsamira' en Donostia, y tras la estancia bergaresa la obra de Gorriti viajará a País de Gales en noviembre.