Diario Vasco

2.974 alumnos protagonizan desde mañana la vuelta al cole

Solar. Los trabajos en el futuro instituto Altuna se retomarán en breve tras realizar nuevas catas.
Solar. Los trabajos en el futuro instituto Altuna se retomarán en breve tras realizar nuevas catas. / MIGURA
  • Las escuelas públicas aglutinan el 52,4% de la masa escolar de Bergara frente al 47,6% de los centros concertadas

  • Retoman las obras del nuevo instituto Altuna que abrirá en septiembre de 2018

La vuelta al cole temida por la mayoría de niños y jóvenes y deseada por los progenitores, arranca mañana para la gran mayoría de los 2.974 escolares, de 2 a 18 años, que inician el curso académico 2016-2017 en los cinco centros, tres públicos y dos concertados, en los que imparten preescolar, primaria, secundaria, bachiller y ciclos formativos medio y superiores.

Según las cifras facilitadas por los centros este año se formarán en San Martín de Agirre Herri Eskola, preescolar y primaria, 502 alumnos, en Mariaren Lagundia en preescolar, primaria y secundaria un total de 599 más 100 en ciclo superior, y en Aranzadi 714 estudiantes entre preescolar, primaria, secundaria y bachillerato.

El instituto Ipintza recibe 492 estudiantes entre secundaria, bachiller y aulas especiales, y en el instituto de formación profesional Miguel Altuna 567 entre grado medio y superior.

Con estos datos, en la villa la enseñanza pública y la concertada casi se reparten a medias la masa escolar, con 1.561 en la red pública que integran San Martin Agirre, Miguel Altuna e Ipintza, y 1.413 en la concertada de la que forman parte Mariaren Lagundia y Aranzadi.

El reparto de estudiantes por redes se ha mantenido casi invariable en los últimos años. Los principales cambios han llegado de la fuertes inversión pública y privada en la renovación y actualización de las instalaciones educativas.

KMK16 y nuevo Altuna

Con la llegada del nuevo curso en paralelo a la propia actividad docente la actualidad escolar tiene varios referentes en 2016-2017 como la celebración de Kilometroak el 2 de octubre y la reactivación del nuevo instituto Altuna.

El KMK16 servirá para financiar parte de la remodelación de las antiguas dependencias de Real Seminario por la parte de Aranzadi ikastola que logró en 2013 centralizar todos los grados en el mismo edificio.

Además este mes retoman las obras de construcción del nuevo instituto Miguel Altuna en la vaguada de la Mayc tras un parón el pasado julio por unos problemas en el proyecto de sustentación que obligó a realizar una serie de nuevas catas en el terreno que acogerá el instituto.

El nuevo equipamiento hará del centro la punta de lanza en Debagoiena de la formación profesional y espera inaugurar su actividad en el curso escolar 2018-2019 sobre 8.000 m2 con una configuración estructural que facilita una ampliación en cualquier momento, si fuese necesario. El nuevo instituto mantendrá como seña de identidad una unión entre bloques por medio de un puente para recordar al actual, situado en Ibargarai.

En el capítulo de la mejora en la infraestructura educativa en 2015 San Martin Agirre Herri Eskola inauguraba las remozadas instalaciones de Martínez Irala con una inversión de 3,5 millones de euros, y pocos años antes Mariaren Lagundia ponía al día el antigua colegio para recibir a todos los grados.

Haurreskola pública

Hoy regresa a la actividad con normalidad horaria de 7.30 a 15.00 horas el servicio de haurreskola pública que sufrió importantes daños materiales por el fuego provocado el pasado mes de julio, que ha obligado a trabajar todo el verano para la reapertura de servicio que se ofrece desde los 0 a los 2 años.

El servicio público ubicado en los edificios remozados de la antigua Martínez de Irala ha requerido una inversión municipal de 84.185 euros para su reapertura, y como apuntó hace unos días la alcaldesa, Elena Lete, «el mes de agosto han conseguido que la parte interior del edificio haya quedado completamente reparada y lista para que los niños puedan volver a clase dentro de las fechas». Sin embargo, los trabajos de reparación de la fachada se prolongarán durante aproximadamente un mes y convivirá con la vuelta al cole.

Por su parte, Aranzadi y Mariaren Lagundia también tienen en marcha sus respectivas haurreskolas.