El Ayuntamiento se adhiere a la red 'Euskadi Lagunkoia'

Uribarri, Etxebarria y Elkoro, el día de la presentación. / JOXEBI

JOXEBI RAMOS ARETXABALETA.

El ayuntamiento de Aretxabaleta aprobó el pasado mes de julio, en pleno ordinario por unanimidad, la adhesión a la red Euskadi Lagunkoia.

Se trata de un proyecto impulsado por el departamento de Empleo y Política Social del Gobierno Vasco, que a su vez tiene su origen en un proyecto de la Organización Mundial De la Salud (OMS) que fue presentado por el alcalde atxabaltarra, Unai Elkoro, la concejala de Bienestar Social, Karmele Uribarri, y el responsable del proyecto y miembro de la junta de Basotxo, Pedro Etxebarria.

Este programa tiene entre otros objetivos, el generar procesos de participación comunitaria, facilitar la introducción de cambios en las diferentes áreas competencia del municipio/territorio a fin de mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, aprovechar el potencial que representan las personas mayores en la vida ciudadana como generadoras de bienestar o generar una red de iniciativas de amigabilidad en Euskadi.

Metodología de trabajo

La metodología de trabajo consta de 4 fases. La primera de ellas es un diagnóstico y plan de amigabilidad. Se trata de analizar ocho áreas que cubren la vida del ciudadano: transporte, vivienda, participación y tejido social, el respeto y la inclusión, participación ciudadana y empleo, comunicación e información, servicios sociales y de salud, espacios al aire libre y edificios. Posteriormente se realizará una implementación de acciones, una evaluación a través de una mejora continúa. El plan de acción se establece de abajo arriba, partiendo de la ciudadanía (personas mayores), y de otros agentes sociales que realizan un diagnóstico y proponen un plan de mejoras y finaliza en el Ayuntamiento, que se encarga de analizar y llevarlo a cabo en la medida de sus posibilidades.

Como señaló Uribarri «la iniciativa nos llegó de la mano de un ciudadano, Pedro Etxebarria, que conocía bien este proyecto pues había participado en la puesta en marcha del mismo en Antzuola. Cuando se puso en contacto con nosotros y conocimos el proyecto vimos que encajaba muy bien con el talante abierto y negociador que el gobierno municipal siempre ha defendido como modelo de gestión».

En el año 2013 un grupo de jubilados de Basotxo elaboró un diagnóstico, basado en las ocho áreas que propone Euskadi Lagunkoia, en una actividad que realizó con el objetivo de 'aprender a conversar'.

Uribarri añade que «al contar con un Atxabaltarra referente y conocedor del proyecto, un talante abierto por parte de la institución y un diagnóstico elaborado que va a servir como punto de partida para la puesta en marcha del proyecto, además de la ilusión y la voluntad de trabajo, digamos que disponemos de los elementos necesarios para dar el pistoletazo de salida. En septiembre nos reunimos, el Alcalde y la concejal de Bienestar Social, con el grupo que se encargó de realizar el diagnóstico para agradecerles el esfuerzo realizado y solicitarles que retomaran el trabajo y se convirtieran, liderados por Pedro, en el grupo promotor encargado de coordinar el proyecto, al que esperemos que se sumen distintos agentes sociales y ciudadanos».

El próximo jueves a las 10.30 tendrá lugar una reunión del grupo promotor para comenzar a revisar área por área el diagnóstico que realizaron y el alcalde acudirá para explicar la situación actual de algunos de los temas que se planteaban en el 2013, ya que algunos de ellos ya están solucionados o en proyecto, así como de otros planes del ayuntamiento pendientes de ejecutar.

A partir de ahí se invitará a otros agentes sociales y ciudadanos anónimos a participar en esta iniciativa.

El ayuntamiento se comprometerá ante las instituciones promotoras del proyecto: Gobierno Vasco y OMS a analizar y ejecutar, en la medida de sus posibilidades, el plan de acción que se proponga tras este gran ejercicio de participación ciudadana.

Fotos

Vídeos