Tres máquinas excavan el desmonte para construir la glorieta de Lana

Desmonte. Tres grandes máquinas excavan la ladera para dejar sitio a la rotonda cuyo eje se asentará justamente en este punto. / OLIDEN

Retirarán 8.000 metros cúbicos de tierra, que se vertirán en Izurieta, y roca caliza que se triturará para su reutilización

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Tres grandes retroexcavadoras de entre 20 y 30 toneladas de peso trabajan desde primeros de agosto en el desmonte de 8.000 metros cúbicos de tierra y roca caliza en el cruce de Lana. Un martillo y dos palas excavan sin descanso la ladera en cuyo lugar se asentará el eje de la glorieta de 34 metros de diámetro que la Diputación Foral construye para ordenar este complicado nudo viario. En él convergen cinco viales -incluido el bidegorri que cruza de San Josepe a la trasera de Fagor- y el departamento foral de infraestructuras viarias invertirá 607.754 euros -de los que el Ayuntamiento de Arrasate aporta 200.000- en ordenar este peligroso enlace.

Todo el mes de agosto

De la ejecución de esta obra se encarga la empresa constructora hernaniarra Urbycolan. Un encargado de la misma calculaba que los trabajos de excavación de la citada ladera se prolongarán «durante todo el mes de agosto». Serán más de 800 camiones los que transportarán todo este volumen de tierra y roca caliza. La tierra, según este técnico, se depositará en un vertedero situado en las inmediaciones del barrio atxabaltarra de Izurieta, donde asimismo se vierten las tierras de la excavación de la autovía de Deskarga.

La roca caliza, por su parte, «se triturará para obtener 'todouno', una mezcla de grava y arena que se emplea para rellenar viales, zanjas...

Salida cortada

Los trabajos de desmonte de la referida ladera han obligado a cortar al tráfico rodado la salida de la variante a la altura de San Josepe que desemboca en el enlace de Lana. La circulación se desvía hacia la rotonda de Mugarritte. Pero esta interrupción podría solventarse en breve. Según el encargado de la obra, el ramal cortado «podrían reabrirse al tráfico mañana viernes».

Cinco meses de obra

Un semáforo regulará el tráfico durante los cinco meses que durarán las obras de construcción de la rotonda de Lana. La escasa circulación que se registra durante las presentes fechas vacacionales de agosto no ocasiona problemas, pero es previsible que a partir de septiembre se produzcan retenciones en este punto. La intensidad de tráfico que registra este enlace en el que convergen los flujos de entrada y salida de la variante, de las plantas de Fagor Arrasate y Fagor Automation, de los residentes en Bedoña sumado al de la Umezaintza y otras actividades económicas de la zona, inducen a presagiar problemas circulatorios.

Una vez concluidos los trabajos de excavación de la ladera, los operarios de Urbycolan instalarán las infraestructuras -canalizaciones de luz y agua- y acondicionarán el espacio donde se acomodará la futura glorieta de Lana. Ésta contará además con varias isletas a través de las que se encarrilarán sus cinco ramales, en algunos casos reduciendo la acera, como en el caso del pabellón de Lana, cuya amplia acera verá mermadas sus dimensiones.

Fotos

Vídeos