El tramo de bidegorri entre Kuatruena y Aingeru Guarda se abrirá en Navidad

El nuevo tramo del bidegorri está muy avanzado como se puede ver en estas dos imágenes./  JOXEBI
El nuevo tramo del bidegorri está muy avanzado como se puede ver en estas dos imágenes. / JOXEBI

El consistorio espera poder recepcionar las obras hacia el día 20, si bien las inclemencias meteorológicas podrían retrasar algo la fecha de la apertura

JOXEBI RAMOS ESKORIATZA.

El pasado mes de julio, y gracias a una subvención otorgada por la Diputación Foral de Gipuzkoa, el consistorio eskoriatzarra planteó la construcción del último tramo de bidegorri urbano que faltaba en la localidad, el que en breve unirá Aingeru Guarda con el barrio de Kuatruena.

Y es que tras 10 años de parón, tras la inauguración en 2007 del túnel de Olazar, con una longitud de 200 metros, no se había acometido ningún otro tramo más. Ahora, con el nuevo tramo de 900 metros de longitud, los eskoriatzarras tendrán la posibilidad de desplazarse en bici o andando de una punta a la otra de la localidad.

Dicho y hecho. La obra, adjudicada en concurso público a la empresa Altuna y Uria, acondiciona para su uso como vía verde los tramos entre Aingeru Guarda y el cruce con la carretera de Mazmela y desde este punto hasta el semáforo que se instaló en Kuatruena para dotar de mayor seguridad y prioridad de paso a los peatones.

Iluminación fotovoltaica

En el recorrido se colocarán algunos bancos y aparatos de ejercicios bio-saludables. El proyecto, que planteó desde su redacción el uso de materiales reciclados para el asfalto y otros, incluye la instalación de iluminación fotovoltaica para, en palabras del responsable municipal y concejal de EAJ-PNV, Josu Ezkurdia «aunar la movilidad sostenible con la defensa de nuestro medio ambiente». Dentro de ese objetivo, por ejemplo, el color del pavimento será negro, para evitar coloraciones añadidas.

Movilidad sostenible

La ejecución de estas obras se engloba dentro de la citada estrategia de movilidad sostenible del consistorio, que persigue el impulso de alternativas al vehículo particular para los desplazamientos dentro del casco urbano. Así, desde el comienzo de la legislatura se viene trabajando en diferentes actuaciones para la mejora de la accesibilidad, como las aceras en Dorleta, Santa Ana o Arbiñoste con Aranburuzabala, la apertura o acondicionamiento de caminos peatonales, como el paso de Sorautz entre Elorreta y la calle Hidalga, y ahora, la conclusión del bidegorri urbano.

El equipo de gobierno presentará en la comisión de movilidad y urbanismo de este mes de diciembre su proyecto para una movilidad sostenible, junto con su grado de avance, al objeto de que el resto de grupos políticos puedan realizar sus aportaciones y consensuar las actuaciones pendientes.

Entre las actuaciones previstas, destacan la mejora de accesibilidad en el cruce de la Universidad hacia Dorleta, el desarrollo de una plataforma de coexistencia en Sorautz o la transformación del vial de la calle Arana en un vial mixto, que incorpore un carril bici y posibilite el paso del transporte público, al tiempo que se mantiene su uso peatonal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos