Soterrar el tendido de alta tensión de Zaldibar costará 333.137 euros

Alta tensión. Las dos torres cuya línea se soterrará se hallan justo enfrente de los hospitales./OLIDEN
Alta tensión. Las dos torres cuya línea se soterrará se hallan justo enfrente de los hospitales. / OLIDEN

Las dos torres de alta tensión frente al hospital se derribarán en agosto tras el soterramiento de la línea de 30 Kv. Ayuntamiento, Iberdrola, Gelma, Fagor Arrasate y Hospital pagarán la obra a escote

KEPA OLIDENARRASATE.

El soterramiento del tendido eléctrico de 30.000 voltios que cruza frente al hospital y el ambulatorio costará 333.137 euros que el ayuntamiento, Iberdrola, Fundiciones Gelma, el Hospital Alto Deba y Fagor Arrasate pagarán a escote. La obra «comenzará a primeros» del recién estrenado año 2018, indicaba el concejal delegado de urbanismo Ibon Arrupe (PNV).

La mesa de contratación valoró en diciembre las ofertas técnico-económicas recibidas y la puntuación más alta correspondió a la presentada por Elecnor S.A. Una vez que se resuelvan los trámites relativos a documentación, avales... y salvo imprevistos, esta empresa recibirá el encargo de ejecutar la obra con un plazo de cinco meses. Si se cumple el calendario previsto, para cuando las dos torres de alta tensión de Zaldibar se derriben en agosto un nuevo tendido subterráneo suministrará la energía eléctrica a las empresas y servicios beneficiarios de esta línea.

«Fuera de lugar»

Las dos torres de 30.000 voltios que cruzan frente a la zona de hospitales son la 'herencia' de una antigua zona industrial que con el tiempo se ha tornado en área sanitaria y residencial. Este tendido eléctrico de alta tensión data de los tiempos de la extinta Unión Cerrajera, cuyas desaparecidas instalaciones de Zaldibar se nutrían de energía eléctrica por medio de esta línea. En la actualidad continúa suministrando electricidad a empresas industriales como Gelma o Fagor Arrasate (antigua Gamei) pero el desarrollo sanitario y residencial que ha experimentado la zona han dejado el tendido eléctrico «fuera de lugar», en palabras del concejal Arrupe.

Además, la controversia en torno a los efectos que los campos magnéticos producen en la salud de las personas añade una interrogante más a una cuestión de por sí espinosa al tratarse de tendido que sobrevuela una zona hospitalaria y el centro de salud de la localidad. Todo ello sin olvidar el desarrollo urbanístico residencial que hoy ocupa buena parte del solar de la antigua Unión Cerrajera. Por todo ello, el concejal de urbanismo Arrupe decía que el soterramiento de este tendido eléctrico era desde hace tiempo una asignatura pendiente del ayuntamiento. Pero el consistorio no iba a sufragar todo el coste de la operación, de modo que ha suscrito un convenio con los beneficiarios de la línea eléctrica. Ibon Arrupe reconocía y agradecía la «buena disposición» que han mostrado todas las partes, lo que ha propiciado un buen entendimiento en la asunción del prorrateo de los gastos. Los que más dinero pondrán sobre la mesa serán precisamente el ayuntamiento e Iberdrola, que aportarán 75.818 euros cada uno. Las tres partes restantes -Fagor Arrasate, Fundiciones Gelma y el Hospital Alto Deba- pondrán cada uno 60.500 euros.

El consistorio asumirá el 'rol cajero' en esta operación de soterramiento, y se ocupará de realizar facturas para solicitar los pagos a quienes tengan el rol de agentes intervinientes. Asimismo, en el convenio figuran como contratantes tanto el ayuntamiento como Iberdrola.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos