Un siglo de la 'revolución' del tren

Estación. El ferrocarril llegó hace 100 años y desapareció hace 50./
Estación. El ferrocarril llegó hace 100 años y desapareció hace 50.

La historiadora Arantza Otaduy guiará el sábado una visita por el recorrido del ferrocarril desde Zaldibar hasta Elorregi. La llegada del Vasco-Navarro en 1918 transformó el urbanismo y la industria local

KEPA OLIDEN ARRASATE.

La llegada del ferrocarril el 15 de febrero de 1918 revolucionó la vida en el Mondragón de hace un siglo. El urbanismo, la industria, la movilidad de personas y mercancías... experimentaron una transformación cuyo alcance no es fácil calibrar cien años más tarde. Para ello, el departamento municipal de turismo que preside el concejal Víctor Fuentes (PSE) organiza una visita guiada el próximo sábado 24 por el itinerario del desaparecido ferrocarril desde Zaldibar hasta Elorregi (San Prudencio). La historiadora Arantza Otaduy guiará esta excursión que partirá a las 11.00 horas desde el frontón de Zaldibar. El recorrido tendrá una duración de 90-120 minutos y llegará al barrio de Elorregi tras pasar por Zalduspe, Musakola y Etxezarreta. Se podrá regresar a pie o en los autobuses de Lurraldebus que saldrán de San Prudencio a las 12.55, 13.05 y 13.20.

Progreso económico

En un tiempo en el que el transporte por carretera era prácticamente inexistente, el ferrocarril constituía la vía más rápida hacia el progreso y el desarrollo económico. La Unión Cerrajera, fundada en 1906 y a la sazón empresa puntera en el municipio, era la primera interesada en implantar el ferrocarril. Hasta dispondría de una conexión ferroviaria propia. Al igual que ésta, las empresas ubicadas en la villa comenzaron a exportar sus productos a lugares más lejanos y la economía local floreció.

Arantza Otaduy explicará asimismo la revolución urbanística si parangón que se vivió a ambos lados de la recién implantada vía férrea. «Los solares antaño ocupados por caseríos y ferrerías dejaron su lugar a nuevas fábricas, pero, sobre todo a viviendas para los trabajadores que llegaban a Mondragón desde otras zonas de la península. El ocio, también ocupó un espacio destacado y en el Mondragón del siglo XX tuvimos frontón, campos de fútbol, piscina y salas de cine».

Crónicas de la época

Cuando el 15 de febrero de 1918 el tren llegaba por primera vez a Mondragón la estación se hallaba aún en obras y tardaría aún algunos meses en estar terminada, según se lee en las crónicas de la época, recogidas por Josemari Velez de Mendizabal en su blog en euskara Begi Hots Danbolinak.

El escritor e investigador recopila una serie de crónicas previas a la inauguración publicadas por el diario donostiarra 'La Voz de Guipúzcoa' y el gasteiztarra 'La Libertad'. En ellos se narra 'una visita al Vasco-Navarro' dando cuenta de un viaje previo que autoridades y periodistas realizaron el 8 de enero. Viajan desde Eskoriatza -a donde el tren había llegado en 1916- hasta Mondragón por 8 kilómetros por los que «hay 4 puentes de 'fundación' de piedra sillería y tableros de cemento armado».

El convoy se detuvo en Mondragón «entre el nuevo y magnífico edificio que para oficinas ha inaugurado recientemente la Unión Cerrajera y los antiguos edificios de la misma, y a pie seguimos hasta el emplazamiento de la estación. Del frontón mismo, situado a muy corta distancia, arranca una avenida costeada a medias por la Diputación y la villa de Mondragón, con un coste de catorce mil duros. Estará orlada de árboles, así como todos los edificios de la línea -estaciones, almacenes...- pues la Diputación se ha mostrado generosa en la concesión de plantones. Esta avenida termina en un puente de piedra sillería y cemento armado y a su final se llega al emplazamiento de la estación, que tardará seis meses en estar terminada. El servicio se hará, pues, en una estación provisional. Los andenes serán amplios y habrá doce vías, muy suficientes para el tráfico, aunque allí ha de ser de gran importancia. Desde la estación de Mondragón está explanada la vía hasta la Cerrajera Cigarrola, o sea un kilómetro más adelante, interrumpiéndose ahí para reanudarse algo más adelante en dirección Vergara».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos