Un servicio que atiende a cinco procesos

El servicio de hospitalización a domicilio atiende a los siguientes 5 procesos: médicos crónicos y agudos; pluripatológico, atención al anciano frágil descompensado (EPOC, IC, neumonías, diverticulitis, bacteriemias, trombosis venosas profundas, embolismos pulmonares...); quirúrgicos: complicaciones postquirúrgicas a nivel de herida o por descompensación de enfermedad crónica, curas complejas... ; tratamientos endovenosos (antibioterapia endovenosa de larga duración: endocarditis, osteomielitis... y enfermedades que precisan ciclos de medicación endovenosa); nutrición artificial: procesos digestivos, neoplásicos, neurológicos, sistémicos que cursan con desnutrición; y cuidados paliativos (oncológicos y no oncológicos).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos