Los primeros en acudir al juzgado

Juzgado. Corporativos junto con Julene Iturbe, con el documento de la querella./OLIDEN
Juzgado. Corporativos junto con Julene Iturbe, con el documento de la querella. / OLIDEN

Arrasate interpone en Bergara la primera querella por los crímenes del franquismo. Elgeta será el segundo en presentarla el 4 de octubre y ya preparan las suyas Eibar, Andoain, Errenteria, Vitoria...

KEPA OLIDENARRASATE.

El Ayuntamiento cerrajero se convirtió el martes en el primer consistorio guipuzcoano en interponer una querella criminal por los crímenes del franquismo cometidos en el municipio o contra sus vecinos entre 1936 y 1975. Elgeta será el siguiente en acudir al juzgado el próximo 4 de octubre, coincidiendo con el aniversario del frente de Intxorta. A su vez preparan sus respectivas querellas las localidades de Errenteria, Eibar, Andoain, Vitoria, Gernika, Larrabetzu, Orduña, Gorliz... Solo Pamplona se ha adelantado a la acción legal emprendida por Arrasate.

Mondragón fue ayer el primer ayuntamiento en acudir al juzgado y lo hizo en una fecha señalada. Ayer 26 de septiembre se cumplían 81 años de la toma de la villa por las tropas franquistas.

Corporativos

La alcaldesa María Ubarretxena (PNV), acompañada por los corporativos Eneko Barberena (EH Bildu), Eva Abuin (Baleike) y Juan Luis Merino (Irabazi) así como por la hija de un fusilado en 1936 -Julene Iturbe- entregó a las 11.00 horas en el Juzgado de Instrucción de Bergara la querella criminal fundamentada en los testimonios de 24 víctimas del franquismo. Una parte de los mismos son otorgados por las propias víctimas mientras que otra parte corresponden a familiares o conocidos de las mismas. En la mayor parte de los casos existe documentación que acredita los hechos.

Muñecas y Manzanas

Se ha señalado como responsables de las torturas y tratos vejatorios a Jesús Muñecas Aguilar y Melitón Manzanas González (fallecido).

A esta base documental, recordaba la alcaldesa, se le ha incorporado un anexo contiendo los nombres de 901 mondragoneses represaliados que la asociación memorialista Intxorta 1937 ha ido recopilando durante los últimos años.

La regidora arrasatearra detalló que los testimonios de víctimas que constituyen la base de la demanda «se han entregado omitiendo los nombres de los declarantes por imperativo de la Ley de Protección de Datos». El consistorio, explicó Ubarretxena, revelará sus identidades «si lo requiere el juez para el esclarecimiento de los hechos o para tomarles declaración».

El letrado del bufete de abogados Ekain que asesora al Ayuntamiento señalaba que la primera incógnita estriba en saber si la querella será o no admitida a trámite. Y añadía que «lo normal» sería que no lo fuera. Pero en el supuesto de que fuera admitida a trámite, hay muchas posibilidades de que se decrete el archivo de las diligencias debido a la prescripción de los delitos. Este letrado recordaba que la Ley de Amnistía de 1977 que conllevó la condonación de los crímenes del franquismo constituye una barrera legal difícilmente salvable.

«La presión ciudadana ejercida a través de acciones como la presente querella contribuye a ahondar la sensibilidad social en torno a los crímenes del franquismo, y los jueces no son ajenos a esa realidad», constaba este letrado. Además, añadió, «existen recomendaciones del Tribunal Europeo de Derechos humanos para que se derogue la Amnistía de 1977 y se investiguen los casos de tortura».

Todo ello da pie a pensar que en Euskadi podría producirse un «hipotético caso en que un juzgado admita a trámite una querella contra el franquismo e inicie diligencias y cite a declarar a testigos», pero al mismo tiempo constataba que «en otras partes» de España hay una «sensibilidad nula» a este respecto.

Recurso contra el archivo

Si la querella del ayuntamiento es admitida a trámite pero el juez decreta el archivo de las diligencias, el letrado del consistorio anunciaba que interpondrá cuantos recursos sean necesarios contra el auto de archivo. Así, no descartan recurrir, sucesivamente, a la Audiencia Provincial del Donostia, al Tribunal Supremo y al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Es el camino que han emprendido, por ejemplo, en Araba contra el archivo de la querella que en su día presentaron el Ayuntamiento de Vitoria, la Diputación Foral y las Juntas Generales alavesa por los sucesos del 3 de marzo de 1978, que se saldaron con la muerte de 5 trabajadores a manos de la policía.

Josu Ibargutxi, miembro de la Coordinadora Vasca contra los Crímenes del Franquismo, recordó que Vitoria, al igual que ha hecho Arrasate, ha dispuesto una «oficina itinerante que recorrerá el Territorio para recabar testimonio de los crímenes del franquismo que constituirán la base de la querella criminal que en un próximo futuro interpondrá el consistorio gasteiztarra».

La entrega el martes de la querella interpuesta por Arrasate reunió ante el juzgado de Bergara a miembros del colectivo Sare Antifaxista, del sindicato anarquista CNT y de las asociaciones memorialistas Intxorta 1937 y Goldatu.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos