«Tenemos que ser positivos»

Equipo. El Kanpanzar Arrasate cuenta con una plantilla muy ajustada y su preparador quiere evitar las lesiones a toda costa./
Equipo. El Kanpanzar Arrasate cuenta con una plantilla muy ajustada y su preparador quiere evitar las lesiones a toda costa.

El Kanpanzar Arrasate de rugby se adapta a la nueva categoría de Liga Vasca

IKER MURILLO ARRASATE.

El equipo local de rugby siempre ha sido uno de los principales estandartes deportivos de Arrasate. Este mismo mes de octubre comenzó una nueva temporada liguera con el objetivo de hacer un buen papel durante los siguientes meses de partidos.

El primer encuentro fuera de casa frente al BTR Menditarrak se saldó con victoria y en el segundo, el equipo no pudo superar al Atlético San Sebastián que venció por un resultado de 28-36. Sin embargo, y a pesar de los muchos problemas a los que el equipo ha tenido que hacer frente durante estos meses, encara la liga con ganas y la ilusión de medirse a rivales a su altura. Para conocer más de cerca las intenciones del equipo este año hablamos con su técnico Igor Isasi para que nos cuente cómo van a plantear este nuevo reto liguero.

El técnico conoce muy bien a su plantilla y, debido al reducido número de jugadores de los que dispone la entidad este año, afirma que su principal objetivo esta temporada es evitar el mayor número de lesiones posibles, «empezamos la liga con veinte fichas y a principio de temporada ya tuvimos los primeros tres lesionados. El número de jugadores que manejamos para esta temporada es muy ajustado así que la prioridad principal es la de evitar a toda costa que los jugadores de los que disponemos tengan problemas físicos importantes».

Igor comenta que el equipo se está moviendo a cada partido con una media de 16-17 jugadores y teniendo en cuenta que son 15 los que forman la alineación de un partido, parece lógico que el principal objetivo del entrenador sea el de evitar tener que dejar a jugadores fuera de las convocatorias por lesiones.

A pesar de todo, el técnico ha querido resaltar el gran esfuerzo que está realizando la plantilla actual para lograr mantener el nivel del equipo en estos primeros compases de la competición, «aunque es cierto que hemos tenido muchas bajas y que el número de jugadores totales no es el que nos gustaría, actualmente tenemos un núcleo muy bueno de 12-13 jugadores que se machacan en cada entrenamiento, que están motivados, que se esfuerzan por mejorar y que lo dan todo en los partidos para poder llegar a conseguir el mayor número de puntos posibles en los partidos. Y eso desde luego es de agradecer».

Reto exigente

El reto de este año en Liga Vasca sénior es uno de los más exigentes a nivel competitivo a los que se ha enfrentado el equipo en estos últimos años. Sin embargo Isasi destaca la importancia de estos partidos y el aprendizaje que se puede llegar a conseguir con el trabajo de cada semana, «en años anteriores cuando teníamos que enfrentarnos a partidos de otras categorías a menudo íbamos con un número reducido de jugadores pero lográbamos muchas victorias por ventajas exageradamente grandes. Eso no nos aportaba nada ni a nosotros ni a nuestros rivales. Ahora sin embargo el nivel de los equipos está muy parejo al nuestro. Aunque haya formaciones muy por encima, sin duda lograremos evolucionar nuestro juego gracias al esfuerzo que nos va a requerir cada partido».

Diez equipos

Isasi analiza la competición de este año y tiene muy claro cuál el planteamiento de cara a estos meses que siguen, «son diez equipos en total los que forman la liga y seis de ellos tienen un nivel muy similar al nuestro. Podemos ganar o podemos perder y muchas veces dependerá de quién esté más fino o quién le eche más casta ese día. Esos son los partidos en los que más energía tenemos que poner si queremos obtener resultados. El resto de formaciones están varios puntos por encima y, aunque siempre se puede lograr la victoria, los encuentros que disputemos contra ellos serán los más complicados».

Claves

Para el técnico, una de las claves de la temporada de cara a lograr puntos es sin duda los partidos en Mojategi, «aunque a nivel personal prefiero la hierba natural, los partidos en artificial nos dan más rapidez a nuestro juego y nos permiten sacar ventaja ante los equipos que están acostumbrados a trabajar con un juego más lento. El rugby en hierba artificial es muy diferente al de otras superficies y esa puede ser una de las grandes ventajas que tendremos a lo largo de esta temporada. Tenemos que centrarnos en el juego técnico y en ahogar a los rivales más fuertes para evitar tácticas más físicas. Jugar en el mismo campo donde entrenas beneficia mucho».

Ambiente fantástico

Aprovechando la entrevista el técnico ha querido hacer un llamamiento a los jóvenes del Alto Deba e invitarles a participar en el equipo, «a aquellos que les interese el rugby les animo a que vengan un día y prueben. No les digo que saquen ficha ni que se sumen a la competición a la primera de cambio, pero si les animo a que se acerquen un día al entrenamiento y vean si les gusta este deporte. En el equipo tenemos un ambiente fantástico y es una buena forma de hacer ejercicio físico. Para todo el que quiera las puertas del equipo están abiertas».

Fotos

Vídeos