El polideportivo Iturripe mudará de piel

Grietas. La humedad ha afectado a la adherencia de la cancha al suelo, dando lugar a problemas en algunas de las juntas. /  AITOR
Grietas. La humedad ha afectado a la adherencia de la cancha al suelo, dando lugar a problemas en algunas de las juntas. / AITOR

La superficie ha perdido su adherencia debido a la humedad, lo que ha dado lugar a abultamientos y grietasEl Ayuntamiento de Arrasate ha destinado 79.967 euros para sustituir la cancha de juego

: AITOR ZABALA ARRASATE.

El Ayuntamiento de Arrasate ha sacado a concurso el proyecto de suministro e instalación de la nueva cancha de juego en el polideportivo Iturripe. El presupuesto estimado de esta actuación asciende a 79.994,67 euros (IVA incluido), y la empresa adjudicataria contará con un plazo de ejecución de cuatro semana una vez que se inicien las obras.

El origen de esta actuación está en el mal estado del pavimento de la cancha del polideportivo. La solera sobre la que se asienta la cancha presenta grandes niveles de humedad que han deteriorado el pegamento que la mantiene adherida al suelo. Como consecuencia de ello, el pavimento está completamente suelto, lo que ha dado lugar a abombamientos en zonas puntuales, así como a la apertura de las juntas en distintos puntos. «Estas degradaciones físicas y discontinuidades hacen que el pavimento presente cierto riesgo de caída para los usuarios de la cancha, además de producir defectos en el discurrir de las pelotas de juego debido a los empalmes y a las reparaciones puntuales realizadas a lo largo de estos últimos años», se señala en el documento técnico que marca las líneas maestras del proyecto.

La solución propuesta plantea, en primer lugar, el desmontaje y el levantamiento del material del PVC que compone la cancha de juego, así como de las porterías. Una vez retirados, se procederá a limpiar la superficie de hormigón sobre la que se asienta por medio de unas labores de cepillado y aspirado, de manera que quede libre de adhesivos y suciedad. A continuación, se colocará un nuevo pavimento deportivo, de tipo flotante, constituido por varias capas que garantizarán, por un lado, unas prestaciones deportivas adecuadas y, por el otro, la circulación del aire para evitar los problemas generados por la humedad. El nuevo pavimento contará con una barrera antihumedad de fibra de vidrio resinada en ambas caras, que se colocará de manera flotante directamente sobre la solera de hormigón, sin necesidad de productos que ayuden a su adherencia al suelo. Esta capa servirá de base a un pavimento deportivo de tipo puntoelástico, vinílico o de caucho de un espesor no inferior a 7 milímetros que se adherirá a ella, y se caracterizará por ser suave, antideslizante, antirreflectante y lisa.

El punto final del proyecto llegará con las labores de marcaje, que contemplan el pintado de las líneas que delimitarán sendas canchas de baloncesto, balonmano, fútbol-sala y voleibol. Además, se pintarán tres canchas de baloncesto de manera transversal y se procederá a recolocar las porterías que se retiraron para poder acometer las obras.

Una instalación obsoleta

Las goteras, las humedades y el frío han acompañado a Iturripe a lo largo de su historia. Esta instalación vio la luz en 1991 y, en sus casi tres décadas de historia, ha sido objeto de distintas actuaciones, en algunos casos de auténtica emergencia, para poner coto a los problemas derivados, especialmente, por las goteras. En esta última campaña la situación parece haberse encaminado, y los equipos que hacen uso de las instalaciones no han sufrido los vicisitudes de otras temporadas, pero a nadie se le escapa que la instalación ha quedado obsoleta y no reúne las condiciones que exige el deporte de una población de las características de Mondragón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos