Paralizado el desalojo de la vivienda de una pareja mayor

Concentración ayer ante la sucursal del Banco Popular con la presencia del afectado, con camiseta verde. /  OLIDEN
Concentración ayer ante la sucursal del Banco Popular con la presencia del afectado, con camiseta verde. / OLIDEN

La «buena» noticia se conoció en la concentración convocada por Stop Desahucios | Han pedido el amparo del Tribunal Constitucional y la suspensión cautelar del procedimiento «por un error del juez»

KEPA OLIDEN ARRASATE.

El Banco Popular ha paralizado el desalojo de la vivienda de una pareja de jubilados que iban a ser desahuciados el próximo 30 de mayo. Pedro y Santa conservarán su casa «gracias a la presión social que hemos ejercido», señalaba el concejal de Irabazi y miembro de Stop Desahucios Juan Luis Merino. Fue el propio Merino quien durante la concentración realizada ayer a mediodía ante la sucursal de esta entidad daba a conocer la «buena noticia». Leyó la instancia presentada en el juzgado por los abogados del banco comunicando que «interesa a esta parte que se suspenda la diligencia de lanzamiento señalada para el 30 de mayo por estar las partes en conversaciones».

Avalistas

La orden de ejecución hipotecaria que pesa sobre la vivienda de Pedro y Santa tiene su origen, como explicaba Salva González, en el aval que proporcionaron a un amigo para que le concedieran un crédito con el que constituir una pequeña empresa de mecanizados y manufacturas que acabó quebrando. Ante el impago, el Banco Popular «emprendió acciones judiciales para embargar las propiedades del avalista. Y subastaron la vivienda de Pedro y Santa e iniciaron el procedimiento para su desalojo».

Este procedimiento judicial se remonta al año pasado, y según el abogado de Stop Desahucios José María Erauskin, contiene un error del juez en la resolución judicial dictada el 17 de julio. En ella el magistrado ordenaba que continuara adelante la ejecución. Pero «no estamos discutiendo la resolución del juez, con la que discrepamos. Estamos discutiendo que esa resolución, con la debíamos poder acudir a la Audiencia Provincial en apelación, no se nos permite debido a un error del juez» explicaba Erauskin. Al negar la posibilidad de apelación, el juez «vulnera un derecho fundamental como es el de la tutela judicial». Erauskin detallaba que «hemos solicitado un incidente extraordinario de nulidad de actuaciones». El letrado de Stop Desahucios aducía que existe un plazo de 20 días para anular la actuaciones a partir del momento de la vulneración. Y que dicho plazo se puede contar a los 20 días de la resolución pero «también a los 20 días desde que conoció el error que causo indenfensión, y ahí sí estamos en plazo porque el conocimiento del error lo tuvieron Pedro y Santa cuando acudieron a la plataforma». Por otro lado, añadía Erauskin, «hemos acudido al Tribunal Constitucional, en un recurso de amparo, ante dicha vulneración, y le pedimos no solo que retrotraiga las actuaciones hasta el momento del error, sino que además de manera cautelar suspenda este procedimiento porque pudiera ocurrir que para cuando resuelva ya se ha producido un daño irreparable, es decir, el desalojo de Pedro y Santa, y por tanto urge la suspensión precisamente por eso».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos