La oposición denuncia el «veto» a su comparecencia en Juntas Generales

Oposición. Eneko Barberena, Iban Asenjo, Patricia Gete, Igor Urizar y Juan Luis Merino ayer en el ayuntamiento. / OLIDEN
Oposición. Eneko Barberena, Iban Asenjo, Patricia Gete, Igor Urizar y Juan Luis Merino ayer en el ayuntamiento. / OLIDEN

EH Bildu, Baleike e Irabazi quieren hablar sobre los recortes en el transporte público | Han tratado sin éxito de comparecer dos veces desde que presentaran el aval ciudadano firmado por 1.650 arrasatearras

KEPA OLIDEN ARRASATE.

La voz de los 1.650 arrasatearras que con su firma se pronunciaron en contra de los recortes en el transporte público no han llegado aún a los oídos de las Juntas Generales. EH Bildu, Baleike e Irabazi denunciaban ayer el «veto» de PNV y PSE a su intención de comparecer en Juntas Generales para explicar la postura de estos ciudadanos que reclaman la restitución de unos servicios que juzgan mermados. Un veto que, según la oposición municipal, se ha repetido por segunda vez en fecha tan reciente como el 15 de mayo pasado. Los junteros de EH Bildu Iban Asenjo y Xabier Olano solicitaron la comparecencia de los portavoces arrasatearras de EH Bildu Eneko Barberena, de Baleike Igor Urizar y de Irabazi Juan Luis Merino. Pero la comparencia aún no se materializado. «En más de 3 años, únicamente otra representación había sido censurada en las Juntas Generales: el alarde mixto» recordaban EH Bildu, Baleike e Irabazi.

Estas tres formaciones, con el respaldo de los junteros de EH Bildu Iban Asenjo y de Podemos Patricia Gete, cargaron ayer las tintas contra la «hipocresía» con la que actúan PNV y PSE. En las Juntas han demostrado que «una cosa es lo que dicen, y otra muy diferente lo que hacen». Por un lado, «nos venden un modelo de nueva gobernanza, inaugurando 'a bombo y platillo' el primer laboratorio de políticas públicas de Europa con el fin de recabar iniciativas ciudadanas», pero por otro, 'dan la espalda' y vetan la representación de 3 partidos políticos respaldados con el voto de 5.107 arrasatearras, en una institución pública como son las Juntas Generales». Y le afeaban traer desde la Diputación una carpa a Arrasate para «recoger propuestas y vender participación al mismo tiempo que censuran una comparecencia con el aval firmado por 1650 vecinos y vecinas de Arrasate».

Recortes en los autobuses

Las formaciones políticas de la oposición municipal salieron en su día a la palestra para denunciar que los «recortes en el transporte público afectan directamente a Arrasate, y su funcionamiento ha empeorado drásticamente en los últimos meses».

En enero llevaron a cabo una recogida de firmas al objeto de recoger el malestar de los usuarios. La campaña se saldó con un total de 1.650 rúbricas que fueron presentadas en la sede de las Diputación Foral el 9 de febrero, y algunas días después en el ayuntamiento. A la entrega de la firma cursaron una petición de reunión con la Diputación para tratar el servicio Lurraldebus en Arrasate.

Pero fueron transcurriendo los días, las semanas y los meses. Y «ante la falta de respuesta registramos una petición de comparecencia en Juntas Generales para pedir explicaciones de los recortes y poder dar una respuesta a la ciudadanía como nuestro condición de cargos electos de Arrasate».

Barberena, Urizar y Merino explicaron que «nos la negaron con el argumento de que el Alto Deba ha estado representado en Juntas Generales con la comparencia de la alcaldesa María Ubarretxena el 23 de enero». Una alcaldesa que, según la oposición, «defiende más el partido al que pertenece que los intereses de la ciudadanía de Arrasate».

Para EH Bildu, Baleike e Irabazi «no es casualidad que los partidos que han censurado la voz de las arrasatearras en Juntas Generales coincidan con los partidos que gobiernan en nuestro municipio: PNV y PSE».

«Rodillo» del PNV

Barberena, Urizar y Merino resaltaron que su petición de comparecer ante las Junta Generales fue respaldada por toda la oposición de este órgano territorial, «incluido el PP, pero el rodillo de la mayoría de PNV y PSOE nos han negado la oportunidad».

En cualquier caso, los portavoces de la oposición municipal no tiene intención de cejar en su empeño y han declarado que «no nos callarán, y seguiremos peleando hasta que la ciudadanía de Arrasate obtenga las respuestas que se merece».

Como primera acción presentarán una moción conjunta en las mismas Juntas Generales en las que la «voz de nuestro municipio ha sido vetada» y en el ayuntamiento. Posteriormente contemplan acciones encaminadas a que los responsables de los recortes en el Servicio de transporte publico «nos expliquen por qué los y las arrasatearras no se merecen un servicio publico y de calidad como el que tenían».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos