Mondragon Unibertsitatea no pudo contra el Easo en casa

Nueva incorporación. Iker Barbero y el técnico Josu Larreategi.
/M.M.
Nueva incorporación. Iker Barbero y el técnico Josu Larreategi. / M.M.

Iker Barbero disputó su primer partido como jugador del equipo arrasatearra

MAITANE MUÑOZ ARRASATE.

Las previsiones ya adelantaban que el partido contra el Easo iba a resultar harto complicado, y al final, el marcador indicó que esa visión era cierta. 68-55, lo que realmente marcó el electrónico al final del encuentro.

Un nuevo jugador, aunque conocido de la casa, Iker Barbero, se incorporó el sábado tarde a su primer partido vistiendo la camiseta del Mondragon Unibertsitatea. La pasada temporada, el arrasatearra estuvo jugando con el Globalcaja Quintanar, en Cuenca. Tras la llamada de Larreategi, Barbero no dudó en aceptar la oferta del club y por supuesto, el técnico está «encantado» con la decisión tomada y está «muy a gusto con la nueva incorporación». El compromiso del jugador con el club es «increíble». Su trabajo es meritorio, «viene a los entrenamientos como si fuera un partido. Para nosotros es una gran noticia que esté con nosotros.»

Pese al nuevo fichaje y el buen trabajo de campo, los arrasatearras no consiguieron la victoria. Larreategi piensa que «no hemos creído en el hecho de que somos capaces de ganar. Sabemos que ellos físicamente son muy fuertes y que juegan muy bien, que siempre están en los primeros puestos de la clasificación, pero no hemos confiado en nuestras posibilidades».

La diferencia de puntos a lo largo de todo el encuentro no ha sido muy abultada, ha habido momentos donde los dos equipos han estado muy cerca, pero Larreategi cree que «no haya habido gran diferencia en canastas encestadas, sí hemos estado muy lejos mentalmente de su juego».

En el uno contra uno «hemos demostrado que contamos con una gran defensa. Al principio hemos tenido un poco de miedo porque ellos físicamente están muy bien, pero en este sentido lo hemos hecho bien».

En el ataque los chicos de Larreategi han tenido serias dificultades para llegar a lanzar canastas, por el buen trabajo de la defensa del Easo. Además, esta tarde, la mala fortuna ha estado del lado de los cerrajeros y desde la línea de tres, los jugadores no han estado «muy acertados en sus lanzamientos».

Lo que toca esta semana es seguir trabajando para ganar al próximo rival, Valle de Egües fuera de casa. Larreategi cree que lo que el equipo debe hacer es «aprender de los errores cometidos e intentar no volver a repetirlos de nuevo.

Al lesionado Justin Satchell ya le han dado el alta médica y empezará a trabajar con el equipo poco a poco. Se espera que la semana que viene pueda jugar unos minutos.

Fotos

Vídeos