Mondragon Unibertsitatea fue derrotado en el último minuto (55-57)

M.M ARRASATE.

El Mondragon Unibertsitatea no tuvo precisamente un partido aburrido la tarde del sábado. El Valle de Egües fue un adversario complicado y con acierto en el enceste de las canastas. Un lanzamiento ausente en el último segundo pudo provocar la derrota del equipo.

Durante los 40 minutos de partido, los de Larreategi fallaron muchísimos lanzamientos, de hecho no consiguieron encestar ningún triple. «Fallamos bandejas, incluso estando solos». En contraposición se trabajaron muy bien los tiempos muertos.

Según iban pasando los minutos, la tensión y la presión de un marcador desfavorable prácticamente en todo el partido, fueron aumentando y el nerviosismo se apoderó, como es normal, del equipo cerrajero. Lograron 22 puntos en el primer tiempo, cuando de forma habitual, los suele conseguir en un cuarto.

La vuelta de Justin Satchell no fue suficiente para que el equipo sumase una nueva victoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos