El mercado concentrará su oferta

Ala oeste. Todo el mercado se concentraría al otro lado y el espacio de la imagen se destinaría a usos públicos gastronómico-culturales./K.O.
Ala oeste. Todo el mercado se concentraría al otro lado y el espacio de la imagen se destinaría a usos públicos gastronómico-culturales. / K.O.

Proyectan agrupar todos los puestos de venta en el ala norte, debajo de Correos

KEPA OLIDENARRASATE.

La remodelación del Mercado de Abastos centrará las reformas en el ala norte de la plaza, agrupando todos los puestos de venta fijos, ambulantes y baserritarras en este espacio situado justo debajo de las oficinas de Correos. Esta redistribución dejaría el ala oeste -la parte orientada hacia Sebero Altube- disponible para otros usos, aunque siempre con la reserva de su utilización para la actividad del mercado si las necesidades de espacio así lo determinan.

El ala oeste se aprovecharía para celebrar eventos públicos de carácter gastronómico-cultural como cursos de cocina, chocolatadas, exposiciones... Tampoco se cierra la puerta a la posibilidad de que alguien explote una cafetería.

Mucho más «controvertida» resultaría, explicaba el concejal Óscar García, la apertura de un supermercado. La competencia que plantearía para los vendedores de la plaza podría entrar en colisión con los esfuerzos consistoriales para revitalizar la plaza del abastos.

Puestos de venta

Cuatro puestos fijos (hay otros 18 vacantes), 15 puestos especiales o ambulantes (hay otros 5 vacantes) y 20 baserritarras (hay otras 16 mesas vacantes) conforman hoy por hoy la actividad comercial en la plaza de abastos, con el miércoles y sobre todo el viernes como días de mercado. Todos ellos podrían encontrar acomodo en el ala norte de la plaza si la propuesta planteada en ese sentido por la Mesa Sectorial se plasma en el proyecto que el ayuntamiento tiene intención de mandar redactar el año que viene.

Óscar García Horrillo (PSE), concejal delegado de obras, servicios, mantenimiento y barrios, cuenta con tener el proyecto de remodelación del mercado «en la mano para finales de 2018», aunque su ejecución «quedará para la próxima legislatura» puntualizaba.

Mesa Sectorial

En ese proyecto tendrán su traslación técnica las propuestas emanadas de la Mesa Sectorial que en los meses pasados ha reunido a baserritarras, comerciantes del mercado y de Ibai-arte, ciudadanos, técnicos y políticos del ayuntamiento.

Sus aportaciones han dado forma a una batería de medidas encaminadas a modernizar y adecuar el mercado en cuanto a infraestructuras y servicios a las necesidades de consumidores y vendedores.

Tras las encuestas de opinión recabadas por vía telefónica y por medio de cuestionarios ciudadanos, la Mesa Sectorial se constituyó en el órgano participativo que ha perfilado los aspectos relativos a accesibilidad, instalaciones, decoración, distribución de espacios, tipología de puestos, distribución de espacio, horarios y días de mercado, nuevos servicios, actividades especiales...

En los relacionado con la mejora de las instalaciones, se plantean medidas para evitar las corrientes y salvaguarde el ambiente con cortinas térmicas, ventiladores y maquinaria para la extracción y renovación del aire; la implantación de Wifi y de recursos tecnológicos suficientes para posibilitar el uso de datáfonos y pagos con tarjeta; definir una solución de iluminación para ofrecer una sensación de mayor luminosidad; establecer un sistema de taquillas para que los usuarios puedan depositar sus compras...

En términos de accesibilidad, la Mesa Sectorial planteaba, por ejemplo, un acuerdo entre el consistorio y el párking de Biteri para bonificar a los usuarios del mercado, mejorar la señalética o acondicionar una nueva rampa más cómoda.

Los aspectos relacionados con la decoración también se abordan con intervenciones para mejorar el atractivo de la fachada con acristalamientos, murales, pantallas... renovar suelos y revestimientos y mejorar accesos y puertas.

La distribución de espacios, como se ha mencionado antes, pasaría por la agrupación de los puestos en el ala norte con el objeto de optimizar el aprovechamiento de una plaza actualmente dispersa por una superficie demasiado grande y demasiado vacía a causa de los puestos vacantes, en especial fijos. Con respecto a estos, se plantea «establecer un número máximo de negocios del mismo ramo para evitar la excesiva competencia». Para el resto de puestos, se mantendrá un criterio abierto sin fijar, con carácter general, limitaciones en razón de actividad.

Se estudiará asimismo la opción de colaborar en las inversiones necesarias para de un servicio de bar.

En los relativo a horarios y servicios, se plantea establecer un horario mínimo por tipología de puesto y servicio, así como abrir la posibilidad de que ampliar el día de mercado al sábado «de forma flexible».

Los puestos, además, podrían incorporar un sistema homogéneo para exponer los precios de productos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos