A Maritxu la cuarentona le va la marcha

Miembros de la comisión vendiendo escapularios a dos euros. / OLIDEN

La patrona de los txikiteros celebró ayer su 41ª edición sin bajar el ritmo festivo en la calle y en los bares Maritxu hizo llover dos mil 'salvoconductos' para franquear el paso a los arrasatearras que vayan a la república catalana

IKER MURILLO ARRASATE.

La fiesta de Maritxu Kajoi goza de magnífica salud recién entrada en la cuarentena. La patrona de los txikiteros volvió a congregar ayer a miles de adeptos venidos de todas partes. Estudiantes extranjeros de Erasmus y muchos jóvenes de toda la comarca -incluido Oñati, donde los 'sanmigueles' han terminado antes que otras veces- y otros puntos de Euskadi, se dieron cita ayer en Arrasate para sumarse a este festejo popular cuya 41ª edición se celebraba ayer.

La ligera lluvia caída al mediodía no impidió que los txikiteros llenaran bares y calles. Restaurantes y sociedades colgaron el cartel de completo a la hora de comer. La alegría corrió desde por la mañana junto con los orines de algunos de los bebedores tempranos que sin recato miccionaban a plena luz del día contra la parroquia de San Juan, en plena calle del Medio, a escasos metros de imagen encajonada que da nombre a la fiesta.

Pero al margen de puntuales comportamientos incívicos, la jornada transcurrió con desbordante alegría y buen humor. Hasta los mayores de la residencia Iturbide, entre ellos una señora de 99 años, se apuntaron a la fiesta de Maritxu Kajoi luciendo sus más elegantes galas en silla de ruedas o con ayuda de un bastón. Los residentes se fotografiaron en un 'photocall' dispuesto al efecto en la entrada de la residencia, sin olvidar el preceptivo escapulario al cuello. Y continuación celebraron un brindis por Maritxu Kajoi.

Milagro

La patrona de los txikiteros agradeció la devoción de tantos adeptos con un milagro que, como siempre, se produjo a eso de las 20.30 horas. Del 'cielo' llovieron nada menos que dos mil salvocondutos para garantizar a los arrasasatearras la entrada a la República de Catalunya. Todo ello con el membrete y la firma de la 'consellera de Libertats Ciudadanes i Maritxu Kajoi'.

La fiesta ha dejado todo tipo de declaraciones. Los hay quienes disfrutan la fiesta con la ventaja de conocerla desde hace muchos años. Aunque también están los que se acercan a la localidad para disfrutar por primera de la cita. Es el caso de Merche, que nos habla del buen ambiente que se respira en las calle: «es la primera vez que he estado en esta fiesta y me he sentido como en casa. Sin duda, el año que viene repito»,

nos cuenta después de haber disfrutado del buen ambiente del milagro. Por su parte Juani Merino, vecina de Arrasate, nos cuenta que no se cansa de celebrar Maritxu Kajoi: «es una fiesta que me encanta. Todos los años bajo con mi marido a recorrer las calles y juntarnos con los amigos de siempre. Aunque ya conocemos la celebración, cada año encontramos nuevas razones para disfrutar. Sin duda son las mejores fiestas del año». Los hay que prefieren la noche para disfrutar de la cita y los que se decantan por aprovechar las horas de sol, pero todos parecen tener claro que Maritxu es una fiesta que engancha.

Fotos

Vídeos