Una manguera para limpiar la bici

Musakola. Ciclistas en una reciente travesía de bici todoterreno. /  RICARDO SANTACRISTINA
Musakola. Ciclistas en una reciente travesía de bici todoterreno. / RICARDO SANTACRISTINA

Ciclistas piden una infraestructura pública donde desembarrar y limpiar las bicisNo descartan emprender movilizaciones pidiendo la manguera ante el desinterés mostrado por el Ayuntamiento

KEPA OLIDEN ARRASATE.

El barro y la suciedad que acumulan las bicicletas con el uso, en especial las de montaña y enduro, constituyen una molestia y un trastorno para el que los ciclistas vienen reclamando «una solución» desde primeros de 2016. En marzo de aquel año un colectivo de 50 personas rubricaba en el BAZ la solicitud de una infraestructura pública para limpiar las bicis. Incluso mostraban su disposición a montar la instalación en 'auzolan', «abiertos a distintas ubicaciones y formatos» apostillaban. La respuesta fue que el Ayuntamiento «no contemplaba dicho servicio», señalan los impulsores de esta demanda.

Transcurrido un año, en abril del 2017, «fuimos animados a acudir a la comisión municipal de deportes», relatan los ciclistas. Allí volvieron a exponer sus propuestas, «sin ningún tipo de pega en cuanto a la ubicación o el tipo de instalación, así como distintos formatos de uso, pago...». Desde instalar la manguera en el polideportivo utilizando el agua residual de las piscinas hasta poner la manguera en cualquier punto del pueblo con un sistema de fichas o monedas de pago.

Aunque en su momento «recibimos ciertos apoyos e interés de los diferentes concejales, a día de hoy únicamente hemos recibido el silencio y desinterés por parte del concejal de deportes actual», denuncian los ciclistas. Incluso presentaron un escrito en el Ayuntamiento en nombre de diversos colectivos de ciclismo y de montaña que «tampoco ha sido tenido en cuenta».

Vandalismo

Los ciclistas advierten que «se nos ha insinuado que el problema para su no instalación es el posible vandalismo», pero opinan que se trata de un «servicio más para el pueblo, como lo son las fuentes de agua, bancos para sentarse o parques infantiles». Todos ellos se pueden encontrar en los barrios y «se arreglan cuando se rompen».

Es más, -agregan los ciclistas- «siendo la manguera un servicio tan demandado por cientos de ciudadanos, al igual que estamos dispuestos a instalarla y pagarla nosotros mismos, estamos seguros de que se cuidará».

Los impulsores de esta iniciativa recuerdan que Arrasate, y concretamente Musakola se están consolidando como focos de atracción turística en el ámbito de la bicicleta todoterreno (BTT) y constatan que «está viniendo muchísima gente a andar en bici, incluso de otras comunidades autónomas».

«Nos entristece tener que comentar que a diferencia del resto de los pueblos del Alto Deba, donde ya se han instalado, y por cierto con gran aceptación y de forma gratuita, aquí seguimos sin tener un lugar específico para limpiar bicis», dicen.

Movilizaciones

Decepcionados porque su demanda de un lugar para limpiar las bicis «no es una prioridad para el Ayuntamiento», los ciclistas anunciaban su intención de «emprender distintas movilizaciones para seguir pidiendo la manguera».

Consideran que su petición está «suficientemente justificada y respaldada» y se muestran convencidos de que «no requiere tres años de análisis». La inversión requerida, aseguran los ciclistas, «nos parece justificada e insignificante a la vista de los presupuestos de urbanismo y deportes».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos