Makatzena estrenará su ascensor público en verano del próximo año

Fotomontaje del ascensor de Makatzena que se construirá en dos tramos separados y que incluirá una nueva escalera peatonal.
/DV
Fotomontaje del ascensor de Makatzena que se construirá en dos tramos separados y que incluirá una nueva escalera peatonal. / DV

Las obras comenzarán en enero de 2018 con un plazo de 7 meses que situaría la inauguración del ascensor en julio Aprueban su licitación por 985.396 euros más 54.000 por 3 años de mantenimiento

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Las obras del ansiado ascensor de Makatzena comenzarán en enero de 2018 y para el próximo verano los problemas de accesibilidad de este populoso barrio alto serán historia. Así lo ha anunciado el concejal de obras, servicios, mantenimiento y barrios Óscar García Horrillo (PSE). Este edil se ha fijado el objetivo de inaugurar el nuevo elevador «en el mes de julio de 2018». Salvo que algún desafortunado imprevisto demore los plazos, las obras de construcción del nuevo ascensor comenzarán a primeros de año y su plazo de ejecución será de siete meses.

El ayuntamiento ha dado ya luz verde al proceso de licitación de esta obra cuyo pliego saldrá en breve en el boletín oficial. Y lo hará con un precio de 985.396 euros en obra civil más 54.000 euros en concepto de contrato de mantenimiento del ascensor durante tres años.

En el momento en que el anuncio vea la luz en el boletín oficial el consistorio comenzará a recibir ofertas mejorando a la baja el referido precio de licitación. El postulador que mejor aúne garantías técnicas y oferta económica se llevará el gato al agua. Pero el proceso aún va para largo y, según García Horrillo, consumirá prácticamente todo el último trimestre del año.

El ascensor se dividirá en dos tramos, el primero hasta el rellano del portal número 2El segundo tramo dará a una pasarela que sobrevolará el vial hasta la cota de los portales

Así pues no será hasta el año próximo cuando comenzarán las obras que materializarán la solución técnica ideada por la firma de ingeniería Asmatu. Dicha solución, como García Horrillo dio a conocer en mayo, consiste en un elevador de dos tramos que conectará la calle Hondarribia con las casas de Makatzena.

Un primer tramo recorrerá el trayecto desde la calle Hondarribia hasta la altura del portal 2 bis de Makatzena. En ese punto se urbanizará una plataforma o rellano en el confluirán la entrada al citado portal, el acceso al frontón-parque del barrio y el empalme con el segundo tramo del ascensor.

El segundo trayecto del elevador, a su vez, tendrá una primera parada a la altura del vial de la calle Makatzena y una segunda que desembocará en una pasarela aérea que, sobrevolando la carretera, accederá directamente a la cota de los portales.

Óscar García explicaba que la citada pasarela sobrevolará la carretera «a altura suficiente para no obstaculizar el tráfico», y su diseño obedece a un deseo expreso manifestado por los residentes, que «veían una incongruencia tener un ascensor que no salvara también las escaleras que suben desde el vial hasta los portales».

Con este ascensor, resaltaba este edil, se resolverán los problemas de accesibilidad para los 600 residentes en Makatzena. Estos pueden utilizar el ascensor del Ferial para subir hasta La Merced, y de ahí prácticamente llaneando, accederán al futuro ascensor de Makatzena.

Para su costear su construcción el ayuntamiento tiene consignada una partida que ronda el millón de euros, pero el edil socialista responsable del área de obras se mostraba convencido de que la inversión real que requerirá esta actuación será inferior a esa cantidad. Entre otras cosas porque, como declaró en mayo, la tecnología de los elevadores «se ha abaratado y la estructura de ascensor proyectado en Makatzena no conlleva una estructura demasiado compleja».

La intervención proyectada en Makatzena incluirá de paso la sustitución de la actual escalera que sube desde Obenerreka. Esta larga y obsoleta escalinata incumple, según García Horrillo, la normativa en materia de seguridad. Por ello será reemplazada por una escalera de nuevo diseño que dispondrá de los debidos rellanos y descansillos.

Así, los viandantes dejarán de correr el riesgo de rodar escaleras abajo hasta Obenerreka en el desventurado caso de sufrir un tropiezo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos