Fiscalidad para bonificar el empleo

Pleno. La corporación municipal aprobará las nuevas ordenanzas fiscales en octubre. / OLIDEN

Se aplicará la tasa de basura doméstica a negocios y oficinas que hasta ahora pagaban tarifas desorbitadas. Las Ordenanzas Fiscales rebajarán hasta el 95% la apertura de nuevas actividades

KEPA OLIDENARRASATE.

El proyecto de Ordenanzas Fiscales para 2018 dará un espaldarazo al empleo y al sector comercio con una serie de bonificaciones y rebajas en tasas e impuestos. El concejal de hacienda Ander Garay anunció que, para empezar, el impuesto correspondiente a la concesión de licencia de apertura de un negocio se «rebajará en un 40 por ciento». La medida pretende así «favorecer las aperturas de nuevas actividades económicas en establecimientos comerciales» explicaba Garay. Pero también los titulares de nuevas actividades económicas no enclavadas en locales físicos, como por ejemplo fisioterapeutas, paisajistas, peluqueros, estecitistas... domiciliarios, se verán beneficiados con una bonificación del 95 por ciento en la licencia de apertura. Esta era «una demanda que los jóvenes emprendedores nos planteaban» apuntaba el concejal de Hacienda.

Comercios y basura

Reiteradas quejas y sugerencias por parte de comerciantes y propietarios de pequeñas empresas y negocios han llevado al ayuntamiento a corregir la fiscalidad correspondiente a la tasa de basuras. Las categorías establecidas por la Mancomunidad en 1978 para el cobro de esta tasa originaban situaciones insostenibles. Garay explicaba que a profesionales como abogados, aparejadores así como a negocios y oficinas que no generan más residuos que un poco de papel o cartón se les venía aplicando la tasa correspondientes a actividades económicas. «Pagaban como si generasen escombros» resumía Garay. El ayuntamiento ha decidido corregir este epígrafe de las ordenanzas fiscales aplicando a estos profesionales la tasa de basura doméstica.

Estas 'correcciones' en las ordenanzas fiscales serán también de aplicación en el caso de herboristerías, panaderías, gestorías... hasta ahora equiparadas fiscalmente en la misma categoría que los bares y restaurantes como si generasen los mismos residuos. Todas estas medidas «y varias otras más», tiene por objeto, recalcaba Garay, «favorecer y promover el empleo y la actividad comercial». Las Ordenanzas Fiscales para 2018, cuando se aprueben en octubre, no experimentarán más incremento que el equivalente al IPC correspondiente al año en curso y que se dará a conocer a finales de este mes. Y en el caso de la tasa de basuras, Garay puntualizó que solo subirá si la Junta de la Mancomunidad acuerda aplicar un incremento. Esta tasa lleva 2 años congelada. Asimismo, Garay detalló que las nuevas ordenanzas fiscales reportarán otra serie de modificaciones «técnicas» a la baja en apartados tal como la ocupación de suelo público, en especial para espectáculos de más de 100 metros cuadrados. Por contra, las modificaciones serán al alza en la tasa por recogida de perros abandonados, que se incrementa en un 50% «porque el servicio se ha encarecido», y para las barracas, que de no pagar nada abonarán un precio simbólico por ocupación de vía pública.

Más

Fotos

Vídeos