La falta de higiene personal, posible origen de la bacteria detectada en la piscina

El polideportivo realizará una campaña informativa sobre la importancia de una buena ducha previa para nadar en la piscina

ARRASATE.

La falta de higiene personal parece estar en el origen de la bacteria 'Pseudomona' cuya desinfección ha obligado a cerrar la piscina climatizada de Musakola durante varios días. La instalación se reabrió ayer miércoles tras una limpieza a fondo para erradicar ese patógeno. Los análisis han avalado la efectividad de la desinfección y el agua vuelve a reunir las debidas condiciones de salubridad.

Al parecer, han sido muchos los usuarios que se han interesado por conocer las características de esta bacteria que se denomina 'Pseudomona' y que se concentra en «axilas y genitales». El cuerpo humano porta esta bacteria que «prospera y se propaga en entornos húmedos». Se trata, señalan desde el polideportivo, de una bacteria «muy resistente pero que sin embargo no entraña riesgos graves para la salud de una persona sana».

La 'Pseudomona' es pues una bacteria «muy común, y no es nada fácil eliminarla». Pero los responsables deportivos resaltan que para lograrlo «resulta de gran utilidad ducharse a fondo siempre antes de introducirse en la piscina». Sobre todo cuando el usuario «llega sudado tras haber realizado alguna actividad deportiva o tomado una sauna. Cuanto más limpio tengamos el cuerpo en el momento de meternos en la piscina, menor es el riesgo de introducir bacterias en el agua».

Por este motivo, el área municipal de deportes va a lanzar próximamente una campaña informativa para concienciar a los usuarios de la piscinas de la importancia de ducharse a fondo antes de iniciar el baño o la sesión de natación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos