ErNE avisa de que «con la seguridad no se juega» tras los últimos incidentes

Zaldibar. Inspección de la Policía Municipal de Arrasate. / OLIDEN
Zaldibar. Inspección de la Policía Municipal de Arrasate. / OLIDEN

Los policías locales del Alto y Bajo Deba están viviendo «situaciones de riesgo desconocidas hasta ahora» avisan

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Los últimos incidentes relacionados con la seguridad ciudadana saldados con agentes heridos en Arrasate y Eibar, han suscitado alarma en la sociedad y desasosiego en las filas de la policía local de ambos municipios. El sindicato independiente de la policía vasca Erne-Udaltzaingoa ha terciado en el debate advirtiendo que con la seguridad «no se juega» y pidiendo a los ayuntamientos «invertir más en la seguridad ciudadana y en la de sus agentes de policía».

El sindicato ErNE ve «con preocupación» el incremento de incidentes relacionados con la inseguridad en el Alto y Bajo Deba, donde los policías locales «están viviendo situaciones de riesgo desconocidas hasta ahora que ya no son exclusivas de las grandes urbes».

Intentos de homicidio con armas de fuego, acuchillamientos por asuntos relacionados con las drogas, peleas multitudinarias en zonas de fiesta... llenan con preocupante frecuencia las crónicas de sucesos de los periódicos. Y en algunos casos dejando agentes heridos en Arrasate y en Eibar. A día de hoy ambos continúan incapacitados y sin poder desempeñar su labor policial. Son los casos de un agente de Eibar que en la madrugada del 23 de enero resultó lesionado durante una intervención para desalojar a un individuo que incordiaba a los clientes de un establecimiento hotelero y el del agente de Arrasate herido en la cabeza con la tapa de una arqueta por un ladrón sorprendido cuando trataba de asaltar el bar del jubilado de Etxaluze.

Delincuencia de proximidad

Los policías locales «ya no tienen nada que ver con los alguaciles de antaño. Es necesario abandonar ideas peregrinas que no tienen nada que ver con la realidad porque son los primeros protagonistas en la cada vez más relevante lucha contra la delincuencia de proximidad» señalan desde ErNE-Udaltzaingoa.

Los policías locales desempeñan un papel esencial en la seguridad pública y suelen ser los primeros en llegar al lugar de los hechos, pero sus responsables les «niegan la formación, los medios y las técnicas de prevención y protección adecuadas a pesar de que tienen que hacer frente a diario a situaciones de todo tipo y cada vez más complicadas» denuncia el sindicato policial vasco.

Sin los medios adecuados es «imposible que los policías puedan cumplir con garantías el principal cometido que tienen encomendado: defender al ciudadano y proteger sus vidas y sus bienes».

Por ello desde Erne-Udaltzaingoa opinan que los alcaldes «deben formarles y dotarles adecuadamente para hacer frente a un número cada vez mayor de actuaciones en defensa y salvaguarda de la seguridad ciudadana y del bienestar social».

Arma reglamentaria

En Arrasate, recuerda el sindicato, «no han sido ni uno ni dos, sino tres los informes -2016, 2017 y 2018- que la Jefatura de la Policía Municipal ha hecho llegar al gobierno solicitando expresamente arma reglamentaria de dotación para hacer frente a las amenazas y situaciones de riesgo real que se viven hoy en día».

«Que los policías sigan teniendo que hacer frente a amenazas reales con armas blancas o de fuego con un simple spray de pimienta y porra es una grave irresponsabilidad. ¿Por qué los políticos hacen caso omiso a los informes técnicos?».

En opinión de ErNE-Udaltzaingoa la falta de consenso político que argumenta el gobierno municipal de Arrasate es «solo una excusa para negar la dotación de arma reglamentaria a los agentes. Los intereses políticos no pueden estar por encima del bienestar y la seguridad de la ciudadanía y de los agentes».

La realidad que se quiere ver en los despachos es «muy distinta a la que los agentes y los ciudadanos viven en la calle, y con la seguridad no se juega», avisan desde el sindicato. Si algún policía tiene la desgracia de ser herido en una intervención y se demuestra que ha sido por falta de medios y formación técnica adecuada, ErNE-Udaltzaingoa «buscará la forma de obligar a los responsables políticos y policiales a asumir su responsabilidad moral, legal o penal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos