Entregarán en la Diputación 1.650 firmas demandando un transporte público de calidad

Firmas. Eva Abuin (Baleike), Eneko Barberena (EH Bildu) y Juan Luis Merino (Irabazi) muestran el documento con las adhesiones. /  OLIDEN
Firmas. Eva Abuin (Baleike), Eneko Barberena (EH Bildu) y Juan Luis Merino (Irabazi) muestran el documento con las adhesiones. / OLIDEN

ARRASATE.

EH Bildu, Baleike e Irabazi han recabado 1.650 firmas ciudadanas secundando su demanda de un transporte público de calidad y en rechazo a los «recortes» en el servicio de Lurraldebus en Debagoiena. Entregarán las rúbricas el viernes en la Diputación Foral, tal y como prometieron a las firmantes, posteriormente en el ayuntamiento. «En la Diputación por ser el órgano competente en el servicio y en el ayuntamiento para que el gobierno que votó en contra de la moción de defensa del transporte público tenga constancia del malestar y rectifique. Y si vemos que no son tomadas en cuenta, seguiremos denunciando los recortes y promoviendo el transporte público de calidad» advirtieron ayer los portavoces Eneko Barberena (EH Bildu), Eva Abuin (Baleike) y Juan Luis Merino (Irabazi).

Estas formaciones políticas emprendieron la campaña de recogidas de firmas el 9 de enero. «Ha supuesto un reto recoger las firmas en tres semanas y con los rigores del invierno, pero creemos que el resultado ha valido la pena», valoraban ayer.

Han recogido las 1.650 rúbricas «en casi todos los barrios de Arrasate, sobre todo alrededor de las paradas de autobús». Los firmantes, mayores de 16 años, han apoyado «tener mayores frecuencias de autobús que las actuales».

Los promotores de la campaña dicen haber «percibido el enfado en la población usuaria del autobús, con historias de problemas para llegar al trabajo, aglomeración en los autobuses o pérdida de importancia de las paradas de Musakola y San Andrés. También la solidaridad de la ciudadanía no usuaria, que comprende y apoya la importancia de un transporte público de garantías y avanzado».

Alarma social

EAJ-PNV y PSE les han acusado de crear alarma social «varias veces durante enero, en Prensa y en Juntas Generales». EH Bildu, Baleike e Irabazi denunciaban los intentos de «minimizar la colaboración entre partidos políticos adjudicando la campaña a un solo partido político. Frente a este juego sucio, les retamos a que pasen tiempo en las paradas de bus. Que escuchen a la ciudadanía en vez de predicar desde el púlpito».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos