El ecoboulevard Etxaluze-Eje llegará precedido por la OTA en el centro

Traslado. El proyecto propone trasladar la estatua de Viteri al jardín delante de Aldedi y remodelar la accesibilidad de la plaza./OLIDEN
Traslado. El proyecto propone trasladar la estatua de Viteri al jardín delante de Aldedi y remodelar la accesibilidad de la plaza. / OLIDEN

En el Grupo San Juan aparcarán solo residentes y peatonalizarán la plaza Alfonso X

KEPA OLIDENARRASATE.

El ecoboulevard Etxaluze-Eje apaciguará el tráfico motorizado entre San Andrés y Legargain y priorizará la circulación de peatones y ciclistas en los 1,5 kilómetros de este neurálgico trayecto urbano.

El proyecto, para cuya redacción el gobierno PNV-PSE propone asignar una partida presupuestaria de 40.000 euros, no se podrá materializar sin antes implantar la OTA en el centro. Muy especialmente en el Grupo San Juan, cuyos aparcamientos quedarán restringidos exclusivamente para residentes.

Los efectos de este plan empezarán a dejarse sentir a partir de «septiembre de 2019», pronosticaba el concejal Ibon Arrupe. El responsable del área municipal de urbanismo, medio ambiente y movilidad fiaba la implantación de la OTA y la ejecución del ecoboulevard Etxaluze-Eje «para los primeros compases» de la legislatura que arrancará en mayo de 2019.

La propuesta planteada por Arrupe constituye un refundido del anterior proyecto de bidegorri Etxaluze-Musakola. El nuevo plan ideado en el seno de la Mesa de Movilidad parte de Etxaluze (San Andrés) con un bidegorri que discurre por la calzada en paralelo a la acera izquierda y manteniendo el doble sentido circulatorio de automóviles «donde por espacio sea posible». No lo es, por ejemplo, en Garibai. El primer tramo de esta avenida desde Kon- tzezino hasta la intersección con Biteri está llamada a ser de sentido único en dirección Musakola.

El segundo tramo de Garibai, entre Biteri y Maala, actualmente restringido al tránsito de vehículos de servicios, se cerrará completamente al tráfico motorizado. Nadie, ni siquiera los autobuses, podrán circular por ahí. El transporte público, advertía Ibon Arrupe, partirá de la parada de Garibai y tomará la avenida Biteri para desembocar en la avenida Navarra.

El cierre por completo al tráfico rodado de este tramo de Garibai «suprimirá la barrera que separa el parque de Biteri y plaza Alfonso X El Sabio, en el Grupo San Juan, que también será peatonalizada» señalaba este edil.

El plan anunciado por Arrupe comportará importantes novedades para el grupo San Juan. De entrada, dejará de ser la zona de aparcamiento libre y gratuito por el que rondan diariamente cientos de vehículos en busca de estacionamiento. Y en segundo lugar, se cerrará la 'minivariante' por la que muchos conductores atraviesan de Zaldibar hacia Maala, clausurándose la salida desde el Grupo San Juan.

La peatonalización de la plaza Alfonso X El Sabio conllevará la supresión de un número de aparcamientos. En compensación, los vecinos residentes en el Grupo San Juan tendrá a su disposición en exclusiva los aparcamientos de las plazas Eguren e Iparragirre.

Las zonas de estacionamiento restringido a residentes se extenderán asimismo a la calle San Vicente Ferrer, Zaldibar (trasera del frontón) y en torno a Villa Amparo.

Ambas márgenes del río Aramaio serán rehabilitadas y acondicionadas como espacios de estancia y esparcimiento, despejando por ejemplo el murete entre el Grupo San Juan y el cauce fluvial y sustituyéndolo por un barandado más abierto.

El último tramo de ecoboulevard entre Maala y Eje (almacén de la brigada de obras) prolongará el bidegorri hasta Legargain. La estrecha acera que recorre el muro de Aldai «se ampliará porque no cumple la normativa, y aún está por ver si también aquí se implantará o no el sentido único circulatorio» decía Ibon Arrupe.

Humedal en Antoña

Por otro lado, concejal de urbanismo, medio ambiente y movilidad reveló que el gobierno municipal plantea destinar 60.000 euros a la redacción de un proyecto de creación de un humedal en Antoña (Musakola). Aprovechando el lecho de sedimentos acumulado durante decenios en un antiguo lavadero de mineral de hierro, el ayuntamiento se ha propuesto construir una pequeña represa para anegar este paraje natural con una lámina de agua de 30 ó 40 centímetros de profundidad. Este proyecto medioambiental, que ha recibido los parabienes de la Diputación Foral por su carácter innovador, contribuirá a crear un hábitat naturalístico de alto valor, con fauna y flora. Anfibios, aves acuáticas y otras especies podrán prosperar en este humedal cuya extensión ronda la media hectárea. Arrupe señaló que la intervención será mínima, básicamente para erradicar plantas invasoras y sustituirlas por otras autóctonas.

Fotos

Vídeos