Detenidos un hombre en Arrasate por agredir a su expareja y un joven por una violación en Vitoria

Concentración contra la violencia y las agresiones sexuales a mujeres.
Concentración contra la violencia y las agresiones sexuales a mujeres. / José Mari López

La mujer agredida en Gipuzkoa presentaba hematomas en la cara, por lo que fue evacuada al Hospital del Alto Deba

DVSAN SEBASTIÁN

Un hombre de 34 años ha sido detenido por agentes de la Ertzaintza en Arrasate por agredir presuntamente a su expareja durante una discusión en un piso.

Según ha informado este lunes el departamento vasco de Seguridad, los hechos se produjeron sobre las ocho de la mañana del domingo, en una vivienda del casco urbano de Arrasate, adonde los agentes de la Policía Vasca acudieron tras una llamada de la víctima.

Al llegar a la vivienda, los agentes comprobaron que la mujer presentaba hematomas en la cara, por lo que fue evacuada al Hospital del Alto Deba.

Poco después, la Ertzaintza localizó en la calle al presunto agresor, al que detuvo acusado de un presunto delito de violencia de género.

Presunta violación en Vitoria

Por otra parte, la Policía vasca ha detenido a un hombre de 31 años acusado de agredir sexualmente a una joven en Vitoria. Al parecer, la violación se produjo también a primera hora del domingo, después de que la víctima fuera engañada por el hombre, que se prestó a llevarla a alguna de las dos estaciones de Vitoria donde cogería algún transporte que la llevara a su casa, según informa David González. El sujeto, que ya ha sido presentado ante el Juzgado de guardia, Instrucción número 3, aprovechó la circunstancia para abusar de ella en el interior de su coche. Esta noche ha ingresado en prisión.

No es el único caso de abusos sexuales que se investiga en la capital alavesa. La Policía Local, por su parte, ha informado este lunes que sigue la pista de un presunto agresor que realizó tocamientos a una mujer en el barrio de Lakuabizkarra.

Los hechos por los que fue detenido el hombre de 31 años ocurrieron a primera hora del domingo en las proximidades del Casco Viejo. La chica, al parecer, había llegado a Vitoria con varios amigos para disfrutar de una noche de fiesta. En un momento dado, su cuadrilla decidió regresar a su localidad de origen, mientras que ella se quedó con unos conocidos. Cuando quiso regresar a casa, el ahora detenido, al que supuestamente acababa de conocer, ofreció su coche para acercarla a alguna de las dos estaciones de la capital. Ella accedió y, una vez dentro, este individuo presuntamente le propuso mantener relaciones sexuales.

Según los medios consultados por este periódico, la víctima se negó de forma tajante. Exigió bajarse del automóvil, a lo que el presunto agresor accedió. Sin embargo, se dio cuenta de que había olvidado el teléfono móvil dentro y paró el coche con la intención de recuperarlo. Supuestamente, el hombre le dijo que entrara y que lo buscara por sí misma. A partir de ahí, no la dejó salir del automóvil y presuntamente la forzó. Tras acabar, la dejó salir y la mujer, desorientada y en estado de shock por la pesadilla sufrida, se topó con una patrulla de la Ertzaintza, que de inmediato activó el protocolo para agresiones sexuales.

Mientras la joven era atendida de sus lesiones en el hospital Txagorritxu, la Ertzaintza inició las pesquisas para tratar de encontrar al supuesto agresor. Horas después, ya entrada la noche, el trabajo sordo de los agentes fraguó con la detención de este individuo. Tras dormir en un calabozo de la comisaría de Portal de Foronda, esta misma mañana ha pasado a disposición judicial, donde se le tomará declaración para conocer su versión de los hechos, aparte de cogerle muestras de su ADN. Este sujeto ya cuenta con antecedentes por un hecho similar ocurrido también en Vitoria, indican las fuentes consultadas.

Tocamientos en el ascensor

La Policía Local, por su parte, ha abierto una investigación por la denuncia de abuso sexual interpuesta por una joven de 33 años. Los hechos ocurrieron la madrugada del sábado, cuando regresaba a su domicilio en el barrio de Lakuabizkarra. En el momento en el que se disponía a entrar en el ascensor, un varón, que apareció por detrás, le realizó un tocamiento en las nalgas. La mujer se giró y le empujó fuera del ascensor mientras solicitaba auxilio, lo que provocó que el hombre huyera a la carrera, ha informado la Guardia Urbana.

Fotos

Vídeos