'Deslices' en el callejero local

Mau Mau. La plaza Juan María Eguren, rotulada como José María Eguren, es popularmente conocida como Mau Mau. /  OLIDEN
Mau Mau. La plaza Juan María Eguren, rotulada como José María Eguren, es popularmente conocida como Mau Mau. / OLIDEN

Ni J.M. Eguren era arrasatearra ni Hernando de Guevara capitaneó la nao Santiago |

KEPA OLIDEN ARRASATE.

La nomenclatura de las calles de Mondragón no está exenta de deslices. Los patinazos no son de ahora y en al menos dos casos afectan a calles y plazas con solera que llevan más de medio siglo portando nombres erróneos.

El último caso lo destapaba esta semana el investigador y escritor Josemari Vélez de Mendizabal. Se trata de un error por partida doble, revelaba en su blog en euskara Hots Begi Danbolinak. Corresponde a la mal llamada plaza José María Eguren del Grupo San Juan. Una plaza interior popularmente rebautizada con el nombre de Mau Mau y que, de entrada, contiene un error de bulto en su rótulo; el personaje que da nombre a la plaza no se llamaba José María sino Juan María, como por otra parte señalaba correctamente José Letona en su libro 'Mondragón y sus calles' (Caja de Ahorros Provincial de Gipuzkoa, 1975).

Pero más embarazoso es el error de atribuir la titularidad de la plaza... a un hijo de Elgeta. Porque contra lo sostenido por Letona, que atribuye a Eguren la dignidad de 'hijo preclaro' de Mondragón, Velez de Mendizabal ha descubierto que Juan María Eguren en realidad nació en Elgeta en 1828 y falleció en Vitoria en 1880.

Juan María Eguren fue un famoso educador natural de Elgeta y fallecido en Vitoria

Así, debido a un curioso equívoco, Mondragón tuvo la cortesía de dedicar una plaza este eximio elgetarra que durante largos años fue inspector de primera enseñanza en Gipuzkoa y Araba. Fue autor del 'Diccionario manual o vocabulario vasco-castellano'; del 'Método práctico para enseñar el castellano en las escuelas vascongadas' y del 'Diccionario manual castellano-vasco' que «durante muchos años han sido empleados en las escuelas con bastante aceptación, agotándose varias ediciones», como escribían en la revista 'Euskalerria' con ocasión de su obituario.

Nao Santiago

Las calles Hernando de Guevara, Elkano y Nao Santiago circundan las casas de San Antolín. El navegantes mondragonés Hernando de Guevara Báñez era cuñado del getariarra Juan Sebastián Elkano pero, contra los que se pensaba, no capitaneó la nao Santiago. Este patache de 60 toneladas formaba parte de la expedición comandada por García Jofre de Loaísa y Elkano que partió en 1525 con siete naves y 450 hombres a la conquista de la Islas Molucas, ricas en especiería.

Hernando de Guevara Báñez no tenía nada que ver con la nao Santiago. Quien en realidad capitaneaba dicha embarcación era Santiago de Guevara, otro cuñado de Elkano pero sin ninguna relación con Hernando de Guevara.

Este era vástago de una prominente familia hidalga mondragonesa, hijo de Martín Báñez de Artazubiaga y de María Beltrán de Guevara y Alzolaras. Pero desde muy joven su vida discurrió lejos del solar paterno, reseña el historiador José Ángel Achón. Es él quien aclara la confusión que rodea a este personaje, que ha llevado a su localidad natal a dedicarle una calle a la Nao Santiago «suponiendo, erróneamente, que (Hernando de Guevara) fue su capitán». La expedición a la conquista de las Molucas acabó en desastre y los 24 últimos supervivientes llegaron a Lisboa en 1536. Ni Elkano ni Hernando de Guevara sobrevivieron.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos