El descenso de la tasa de recogida selectiva «no es preocupante»

Garibai. Contenedores selectivos situados en una zona céntrica de Arrasate . / OLIDEN
Garibai. Contenedores selectivos situados en una zona céntrica de Arrasate . / OLIDEN

La Mancomunidad atribuye la caída del 0,94% a factores circunstanciales de 2017 | La incorporación de un nuevo operador, los cambios introducidos y el conflicto laboral de 2017 estarían tras esta bajada

KEPA OLIDEN ARRASATE.

El descenso del 0,94 por ciento de la tasa de recogida selectiva de residuos en la comarca «no preocupa especialmente» a la Mancomunidad de Debagoiena. El responsable del ramo y concejal bergarés Lander Arregi (PNV) admitía que el descenso no es de su agrado pero restaba importancia a esta mengua porque «en ningún caso guarda relación con un cambio o relajación de los habitantes de la comarca a la hora de gestionar y seleccionar correctamente sus residuos».

Arregi quitaba hierro a la caída porcentual experimentada en el último tramo de 2017 argumentando que los datos correspondientes a enero (80,03%) y febrero de 2018 (78,9%) muestran una remontada que «nos devuelve a los valores habituales o muy cerca».

La tasa de recogida selectiva indica el volumen de residuos que se separan en origen para su depósito en los contenedores correspondientes. Cuanto menor sea la fracción rechazo, mayor es el volumen de residuos reciclables, como envases ligeros, vidrio, cartón-papel... Pero el reciclaje se realiza en una fase posterior «por parte de gestores especializados en el tratamiento de residuos», explicaba Arregi. «Conocer la tasa de reciclaje real es muy difícil, y ya nos gustaría que fuera tan elevada como la de la recogida selectiva». Esta última tasa, que en el caso del Alto Deba ronda en torno al 80 por ciento, es con diferencia la más alta de Gipuzkoa. Sólo Sasieta (Goierri y Alto Urola) se aproxima con un 70,38 por ciento «después de que haya experimentado un incremento de 5 puntos aplicando nuestro modelo» afirmaba Arregi.

El tercer puesto en el ránking de recogida selectiva lo ostenta Tolosaldea con una tasa del 65,35 por ciento. La media guipuzcoana es mucho más discreta y se cifra en un modesto 53,01 por ciento.

Naturalmente, Lander Arregi admitía que hay lugares que aventajan al 80% por ciento que exhibe Debagoiena, y citaba el caso de «pequeñas localidades guipuzcoanas, cantones suizos o lugares de Bélgica donde el puerta a puerta obtiene tasas por encima del 90%».

Los resultados cosechados en 2017 no ha sido del todo buenos en Debagoiena. Registros como el correspondiente a noviembre de 2017 con un 77,35% (la media anual se situó en el 78,70%) no constituyen motivo de alarma, decía Arregi, pero han llevado a la Mancomunidad a dar explicaciones sobre el porqué de ese descenso.

Conflicto laboral

La incorporación el año pasado de un operador subcontratado para la gestión de residuos introdujo cambios profundos en la operativa de rutas de recogida así como el redimensionamiento de los servicios.

Todo ello, sumado a la contenerización de las fracciones envases, papel y rechazo en el comercio y hostelería de Arrasate y Bergara (donde antes se recogía puerta a puerta) habría incidido negativamente en la tasa de recogida selectiva. Y el conflicto laboral de los trabajadores de la nueva UTE Debagoiena en octubre empeoró aún más los datos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos