Comienzan las obras para estabilizar la carretera del barrio de Bedoña

Obras. Vista de los trabajos iniciados el pasado martes para las estabilización del deslizamiento de la carretera de Bedoña. / DV
Obras. Vista de los trabajos iniciados el pasado martes para las estabilización del deslizamiento de la carretera de Bedoña. / DV

La estabilización del deslizamiento tiene como objetivo levantar un contrafuerte de escollera de 78 metros

DV ARRASATE.

Han sido muchas las molestias que han tenido que soportar, particularmente los vecinos de Bedoña, como consecuencia del progresivo hundimiento de la calzada de la carretera de acceso al Barrio, en las inmediaciones de su tramo final.

Estudios geotécnicos realizados al efecto, pusieron de manifiesto las causas del movimiento que afecta a la plataforma y la magnitud de la obra que se precisa realizar para la estabilización del deslizamiento.

Escollera

Con cierto retraso sobre la planificación anunciada, el pasado martes daban comienzo los trabajos proyectados para la estabilización de deslizamiento entre los puntos kilométricos 1,215 y 1,300 de la carretera GI-3554 de acceso al barrio de Bedoña. El proyecto de estabilización del deslizamiento de la señalada carretera tiene como objetivo la ejecución de un contrafuerte de escollera de 78 metros de longitud, separado una distancia de 15 metros del borde exterior de la calzada.

Para ello, se construirá una zapata de 7,5 metros de anchura y una altura de dos metros. En la coronación de dicho contrafuerte se ejecutará un relleno tipo terraplén, sobre el que se aportará tierra vegetal para facilitar su revegetación final.

El proyecto contempla también la ejecución de dos tramos de muros de contención de 13 y 32 metros de longitud y tres metros de altura, ambos de mampostería trasdosada de hormigón, al objeto de restituir los existentes.

Una vez ejecutados los trabajos de estabilización y los correspondientes muros de contención, la sección tipo de la calzada será de 5,5 metros de anchura, con cuneta de hormigón de 0,6 metros de anchura, en una longitud total de 127 metros, con sus badenes correspondientes en los accesos.

548.000 euros

El presupuesto de ejecución asciende a 548.500 euros y se prevé un plazo de ejecución de tres meses.

La ejecución de esta importante obra causará las consabidas molestias, que los usuarios sabrán comprender, pero según información de los responsables forales, no se prevé ningún corte de tráfico, por lo que el acceso a Bedoña permanecerá abierto durante todo el tiempo que duren las obras.

Fotos

Vídeos