De charca a cinco bloques de VPO

Insalubre. Visesa cambiará en breve el cierre perimetral por un vallado de plancha para obstaculizar el paso a las ratas.
/OLIDEN
Insalubre. Visesa cambiará en breve el cierre perimetral por un vallado de plancha para obstaculizar el paso a las ratas. / OLIDEN

Las primeras 114 viviendas se entregarán en 2021 y serán 63 en venta y 51 en alquiler

KEPA OLIDEN ARRASATE.

«Ojalá todos los ayuntamientos mostraran tal capacidad de entendimiento». Carlos Quindón, director general de Visesa, elogiaba así el acuerdo alcanzado con la alcaldesa Ubarretxena para zanjar la cuestión del solar anegado de la Cerrajera. Este 'estanque' poblado por ratas y mosquitos, sito además en las inmediaciones del hospital, reemplazará sus aguas infectas por grúas y encofrados para construir las primeras 114 viviendas de protección oficial que se entregarán en 2021. Para más adelante quedaría una segunda fase de «aproximadamente 70» VPO más.

Quindón y Ubarretxena anunciaron que el acuerdo incluye edificar viviendas tanto en régimen de venta como de alquiler social, lo que constituye una «cesión» por parte de Visesa. No hay que olvidar el Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco compró este solar al ayuntamiento en 2007 por un importe de 5,27 millones de euros en el marco de un convenio suscrito para construir 216 VPO en régimen de compra-venta exclusivamente.

El suelo fue descontaminado por el Gobierno Vasco, por lo que se vació la parcela hasta la roca, dejando los taludes necesarios para que la urbanización se mantuviera. La parcela se acabaría llenando de agua de forma natural.

Posteriormente, los gobiernos de ANV y EH Bildu exigieron que las viviendas fueran en régimen de alquiler en lugar de venta, lo que iba en desacuerdo con el convenio que ellos mismos rubricaron en 2007. De esta forma, las negociaciones quedaron totalmente bloqueadas y la promoción nunca se llevó a cabo, por lo que hoy en día dichas tierras están completamente abandonadas y en mal estado, lo cual ha generado graves problemas de salubridad.

Este acuciante problema ha sido el acicate que ha llevado al actual gobierno municipal PNV-PSE a priorizar la búsqueda de un acuerdo que zanje los problemas que viene originando este malsano 'estanque' desde hace 10 años. Para desbloquear el problema, decía la alcaldesa, María Ubarretxena, «hemos realizado infinidad de viajes a Lakua, como antes lo hicimos para desbloquear otras cuestiones como las relativas a la titularidad de Aprendices o el párking de Laubide...

«Tras 10 años de inacción es nuestro deber, nuestra responsabilidad y en especial nuestro deseo y objetivo, dar una solución definitiva a la actual situación de dichas tierras y hemos estado trabajando para lograr ese objetivo» recapitulaba la alcaldesa.

Al igual que el Gobierno vasco ha transigido en destinar la mitad de las VPO al régimen de alquiler, el ayuntamiento ha realizado concesiones en materia de garajes. El ratio de 2 plazas por vivienda establecido por la Ley de Suelo y contemplado en la normativa urbanística municipal se traducía en la excavación de 3 plantas de garajes. Pero la constatación por parte de Visesa de que «aún queda un excedente de 136 plazas sin vender en las VPO colindantes», ha llevado al ayuntamiento a rebajar sus exigencias y conformarse con la construcción de una sola planta de sótano que albergará 199 plazas de garaje.

Las actuaciones en este solar empezarán, como anunciaba el director general de Visesa, por la sustitución en breve del actual cierre perimetral de malla de la parcela por un «vallado de plancha para combatir o al menos dificultar el paso de las ratas».

Carlos Quindón señalaba que «sería un éxito si para 2018» arranca la construcción de la primera fase de 114 VPO, comenzando por la urbanización completa del solar hasta cota cero. Inmediatamente después edificará una primera promoción con 114 VPO. De ellas, 63 serán en régimen de venta, divididas en dos portales, uno de 26 viviendas y el otro de 37; y las 51 viviendas restantes en régimen de alquiler protegido. Estas últimas se adjudicarían conforme a los criterios de empadronamiento acordados con el Ayuntamiento de Arrasate.

En dicha promoción habrá distintos tipos de vivienda. En los portales destinados a la venta habrá 20 viviendas de 2 dormitorios y 43 de 3 dormitorios; y en el de alquiler protegido se construirán 33 viviendas de 2 dormitorios y 18 de 3 dormitorios.

Los locales disponibles bajo las viviendas, con una superficie de 754 metros cuadrados (561+192) serían cedidos al ayuntamiento.

En una segunda fase, se acometerían en el espacio restante de los terrenos otros dos portales más, que albergarían un número de 70 viviendas aproximadamente.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos