Buscan un lugar para la ikurriña

Sebero. Fotomontaje con un mástil de grandes dimensiones, en una de las propuestas/
Sebero. Fotomontaje con un mástil de grandes dimensiones, en una de las propuestas

Un proceso participativo elegirá entre cuatro emplazamientos para la enseña vasca. El PNV hace suyas las propuestas de EH Bildu de colocar una ikurriña y una placa denunciando la bandera española

KEPA OLIDENARRASATE.

El municipio vive su particular 'guerra' de las banderas desde que por imperativo legal el ayuntamiento se viera forzado a colgar la española en la fachada consistorial el pasado julio. La polémica originada por esta resolución judicial no ha amainado y varias sustracciones y quemas se han sucedido desde entonces.

Para «denunciar la imposición» de la bandera rojigualda en el ayuntamiento, EH Bildu propuso en su día dos iniciativas: por una parte izar una ikurriña en un lugar del centro urbano del municipio y por otra, colocar una placa denunciando de dicha imposición en el edificio consistorial.

Apoyo de EAJ-PNV

EAJ-PNV de Arrasate no solo dio su apoyo a las propuestas realizadas por EH Bildu sino que además ha planteado que sean «las y los arrasatearras quienes, por medio de un proceso participativo, decidan la ubicación de la ikurriña».

Para ello, además de fomentar la participación ciudadana, los jeltzales proponen 4 lugares emblemáticos como posibles ubicaciones de esta ikurriña de gran porte.

Serán por tanto los propios ciudadanos arrasatearras quienes decidirán cuál es el emplazamiento que más les gusta entre los cuatro propuestos por el PNV, que son: la plaza del ayuntamiento, la plaza de Biteri, la de Sebero Altube y la de José María Arizmendiarrieta (antes Laubide).

Desde el PNV no han detallado aún los plazos ni la forma en que se articulará esta consulta ciudadana.

En cuanto al texto de la placa, EAJ-PNV respalda el propuesto por EH Bildu, que reza así: «Aquí está la ikurriña, que a diferencia de la bandera española del ayuntamiento, ha sido puesta por voluntad de la mayoría ciudadana».

Bandera no deseada

Desde el PNV reconocían que «a pesar de ser la ikurriña el símbolo que define y con el cual se identifica el pueblo vasco, la bandera que luce colgada a día de hoy en la fachada del ayuntamiento no es otra que la bandera española, y no precisamente por orden y/o deseo de las y los representantes políticos del municipio».

Los nacionalistas recordaron que la bandera española está allí «como resultado de una sentencia impuesta por Juzgado Contencioso administrativo nº 2 de Donostia, el cual no permite que ésta sea retirada sin que esto suponga consecuencias penales contra el máximo mandatario municipal, en este caso, la alcaldesa». La 'lucha' por retirar la bandera de la fachada del consistorio es una lucha que «viene ya desde la anterior legislatura y en todo este tiempo, tanto el ayuntamiento como, por supuesto, el propio gobierno de EAJ-PNV ha agotado todas las vías posibles para lograr su objetivo».

No obstante, señalaban los jeltzales, el Juzgado ha dado por concluido dicho trámite por medio de una sentencia firme y contra la que no caben más recursos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos