Los basureros dejan «en suspenso» la huelga tras un preacuerdo

ARRASATE.

Los trabajadores del servicio de recogida de basuras del Alto Deba han dejado «en suspenso» la convocatoria de huelga de diez días que iban a iniciar el próximo lunes 16. Tras la última reunión mantenida durante toda la mañana de ayer viernes entre los trabajadores, la Mancomunidad y la empresa -«esta última sorprendentemente vía telefónica»- el comité de empresa de la UTE Debagoiena anunciaba ayer que «hemos llegado a un preacuerdo que reúne los mínimos para poder desatascar este conflicto».

A falta de la redacción definitiva del acuerdo, el comité de empresa ha decido «dejar en suspenso durante el lunes 16» la huelga que estaba convocada desde ese día hasta el 25 de octubre. Es decir, el lunes todos los trabajadores se incorporarán a sus puestos de trabajo con normalidad.

El mismo lunes 16 por la tarde celebrarán una asamblea de trabajadores «para presentar el acuerdo definitivo y que sea ratificado por la plantilla». Si así sucediera, los trabajadores acordarían desconvocar la huelga.

El comité de empresa de la UTE Debagoiena encargada del servicio de recogida de residuos de Debagoiena ha agradecido el «seguimiento y preocupación que la ciudadanía y los medios hacia el conflicto laboral» que ha motivado esta convocatoria de huelga.

La plantilla decidió emprender movilizaciones y convocar una huelga después de que la nueva contrata que el 1 de octubre se hizo cargo de la gestión de residuos en la comarca prescindiera de 8 de sus 37 trabajadores, dejándolos en la calle e incumpliendo su compromiso de subrogar a todo el personal.

Los trabajadores protestaban asimismo contra las «reducciones de jornada, amenaza del incumplimiento del convenio e imposibilidad de poder dar un servicio de calidad». Después de varias reuniones y con la intermediación de la Mancomunidad, el conflicto laboral parece encarrilado hacia su solución.

Fotos

Vídeos