Iker Barbero: «El baloncesto es mi terapia»

Iker Barbero. El jugador arrasatearra posa con el balón en la cancha de Iturripe./M.M
Iker Barbero. El jugador arrasatearra posa con el balón en la cancha de Iturripe. / M.M

El arrasatearra ya está totalmente integrado en el juego de su nuevo equipo después de varias semanas de entrenamientos

MAITANE MUÑOZARRASATE.

Iker Barbero, nacido en Arrasate hace 25 años, empezó con tan solo 12 años jugando en la cantera del Ointxe!. Tras un tiempo fuera ha sido la última incorporación a las filas del Mondragon Unibertsitatea.

-Joven pero con experiencia. Después de pasar por varios equipos ¿qué le ha motivado a volver a casa?

Fecha de nacimiento
24/2/1992
Altura
1,92
Número de pie
48,5
Aficiones
salir con con los amigos, los videojuegos, viajar...
Significado del nº 10
Es el número que me ha gustado siempre, por eso lo llevo en la camiseta.
Un libro
'Harry Potter'.
Una película
'El último Samurai'.
Un viaje
A Nueva Zelanda.
Un color
Morado.
Un ídolo
Paul Gasol.
Un momento dulce
cuando disputamos las finales de 'series colegiales' en Iturripe y cuando ascendimos a EBA .

-Anteriormente he estado en dos equipos. El año pasado estuve en Valencia. Esta temporada comencé en Cuenca, pero la llamada del exentrenador Josu Larreategi me hizo reflexionar y acepté volver al club donde he jugado desde que tenía 12 años. quería terminar bien el año.

-¿Cómo le nació la afición del baloncesto? ¿Cuál fue el motivo?

-Mi elección por este deporte no ha sido por una tradición familiar, en mi casa no hay muchos deportistas. Es más bien por un tema de gustos. Desde pequeño me ha gustado el baloncesto y he participado en torneos 3x3 con amigos, y eso me hizo conocer mejor este deporte y disfrutar de él.

-¿Qué es lo que le aporta el baloncesto que le sigue enganchando cada día?

-Es una terapia, cuando no te encuentras bien moralmente o estresado, es una salida. Aparte de pasarlo bien, este deporte me sirve de terapia, es una salida, una abstracción.

-¿Qué opinión tiene su familia sobre su vuelta a casa y su nuevo 'trabajo'?

-Mi familia es mi gran apoyo, siempre me ayudan en todas las decisiones que tomo. Me han animado a irme fuera a buscar nuevas oportunidades y también cuando he tomado la decisión de volver a casa.

-En estos momentos, ¿cuál es su objetivo más cercano?

-Mi mayor objetivo en este deporte es pasármelo bien. Si puedo ganar, mejor, pero lo importante es divertirse con lo que uno hace. La mayoría de las veces, cuando estás a gusto y te diviertes, la consecuencia directa es la victoria. Si no te encuentras bien, es muy complicado que las cosas salgan bien.

-¿Cuál sería el objetivo del equipo?

-Teniendo los recursos que tiene un pueblo, creo que el objetivo del equipo es no estar en la parte baja de la tabla. Siempre hemos estado abajo, sufriendo, y tenemos que aspirar a estar un poco más altos y mejorar los resultados.

-¿Se puede vivir del baloncesto?

-En estos momentos vivo del baloncesto, aunque estoy buscando trabajo. Después de haber terminado la carrera y el máster ahora toca saltar al mundo laboral. Es complicado vivir de este deporte, o eres muy bueno, o es muy complicado ganarte el pan con este deporte.

-¿Cómo ve su futuro como profesional de baloncesto?

-Sinceramente no me veo viviendo de esto, lo que venga será bienvenido. Puede ser que me salga una oferta laboral aquí y me quede y puede ser que me salga una oferta fuera y pruebe nuevas experiencias. Esas cosas no se pueden saber.

-¿Tiene algún ritual antes de la salir a la cancha?

-La verdad es que no soy nada supersticioso, no tengo manías de llevar siempre los mismos calcetines o nada parecido. Quizá haga alguna cosas de manera inconsciente, pero no soy maniático antes de ningún partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos