Arrasate regresará al medievo con la feria que vuelve en septiembre

Año 2004. Imagen de archivo de la primera edición de la feria medieval que se repetiría cada año hasta 2009./OLIDEN
Año 2004. Imagen de archivo de la primera edición de la feria medieval que se repetiría cada año hasta 2009. / OLIDEN

Más de 70 puestos y diversos espectáculos callejeros animarán el casco histórico durante el sábado 9 y domingo 10

KEPA OLIDENARRASATE.

La villa ferrona regresará a sus orígenes con la recuperación de la feria medieval que no se celebraba en la localidad desde 2009. La misma empresa que monta las famosas ferias medievales de Jaca y Balmaseda, entre otras, ha sido contratada por el Ayuntamiento para organizar el evento que tendrá el sábado 9 y domingo 10 de septiembre en el casco histórico. El espacio urbano comprendido entre las plazas del Ayuntamiento y Sebero Altube será escenario de esta feria con disfraz medieval que llenará las calles Erdikokale e Iturriotz con más de 70 puestos de venta de productos artesanales y de alimentación. Diversos talleres demostrativos, espectáculos callejeros, cuentacuentos... ambientarán esta cita medieval que regresa a la villa tras un paréntesis de ocho años.

El concejal Víctor Fuentes (PSE), responsable del área de comercio, turismo, nuevas tecnologías y promoción económica, justificaba la recuperación de la feria medieval en las «peticiones que en ese sentido nos han hecho llegar muchos ciudadanos». Fuentes opinaba que muchos mondragoneses «guardan muy buen recuerdo» de las ediciones de la feria celebradas entre 2004 y 2009, y echan de menos la celebración de este evento que, además, constituye un atractivo para Arrasate repercute positivamente en el comercio y la hostelería local. Con estas premisas, el Ayuntamiento recupera una feria medieval que conoció años muy buenos, como los propios vendedores reconocían, en aquella época previa a la crisis.

Más de 70 puestos

La segunda etapa de la feria medieval arrasatearra llega cargada de atractivos en torno al núcleo constituido por los más de 70 puestos de venta que darán cita aquí el 9 y 10 de septiembre, justamente tras la feria de stock Merkemerkaua que este año tendrá lugar el viernes 8.

La oferta comercial de la feria medieval incluirá los acostumbrados puestos artesanos de cosmética, marroquinería, platería más todo el surtido del ramo de la alimentación. No faltarán una taberna en Sebero Altube, despachos de kebab, jaimas árabes y teterías.

Los talleres demostrativos también tendrán protagonismo con la exhibición de oficios tradicionales como el ceramista Esteban Iglesias, la elaboración de frutos secos, hilandería y tintura de tejidos...

Un rincón infantil con monitor en euskera o las sesiones de cuentacuentos en la lengua autóctona se sumarán al extenso cartel de actuaciones y espectáculos que acompañarán a la feria durante sus días de duración. Por ejemplo, Enad Selim, récord Guinness en número de giros, ofrecerá su exhibición de danza sufí, una modalidad étnica árabe; un faquir hará una de sus sufridas demostraciones y varias compañías de teatro de calle y grupos musicales animarán las calle con pasacalles de aire medieval como 'Los pordioseros', 'El clan de los guerreros', 'Caballero y escudero' o el espectáculo pirotécnico programado para las 23.00 horas del sábado día 9.

Fotos

Vídeos