Adiós al viejo transformador

Musakola. Transformador enclavado en el patio escolar que se demolerá antes de seis meses. / OLIDEN
Musakola. Transformador enclavado en el patio escolar que se demolerá antes de seis meses. / OLIDEN

Se construirá uno nuevo en la calle Elkano y se demolerá el que está en la escuela

KEPA OLIDEN ARRASATE.

El viejo transformador eléctrico que se levanta en el patio escolar de Musakola tiene los días contados. El ayuntamiento inició ayer las obras para retirar esta instalación atendiendo así las reiteradas demandas planteadas por la Asociación de Padres y Madres de Herri Eskola Musakola.

Nada menos que 13 años han transcurrido desde que la escuela solicitara oficialmente al ayuntamiento la retirada de este transformador que aún a día de hoy supone un obstáculo en el patio. En marzo de 2017 el equipo de gobierno «adoptó el firme compromiso de darle una respuesta definitiva al problema y tomar el liderazgo de este asunto», señalan desde el consistorio. Y es que siendo la escuela pública competencia del Gobierno Vasco, el ayuntamiento «ha realizado diversos trámites con el mismo a fin de agilizar el proceso para retirar el citado transformador». Así, una vez terminado el trabajo, el ayuntamiento facturará al Gobierno Vasco el coste del mismo.

Para poder retirar el transformador del patio del colegio es imprescindible crear primero un nuevo centro de transformación que posibilite su traslado. Los trabajos por tanto, se realizarán en dos fases.

En la primera de ellas, la empresa Construcciones Artzamendi se encargará de construir una nueva zona de transformación en una zona ajardinada de la calle el cano donde de forma soterrada y segura se ubicará el nuevo transformador. La nueva ubicación ha sido elegida por Iberdrola, ya que el transformar no se puede cambiar a cualquier lugar.

En la segunda, Iberdrola instalará allí el nuevo transformador. Hay que recordar que ese transformador proporciona energía a la mayor parte del barrio de Zigarrola por lo que los trabajos son delicados.

Así, una vez el transformador haya sido trasladado será el momento de demoler la torre que se encuentra en el patio de la escuela. Comenzando desde hoy, lunes, dichos trabajos se realizarán en aproximadamente 6 meses y tendrán un presupuestos de 232.864,36 euros.

De este modo, más allá de dar una respuesta definitiva al problema, se logrará mejorar y garantizar la seguridad y accesibilidad del alumnado del centro escolar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos