Adiós al informático de la 'biblio'

Ordenadores. Usuarios de las instalaciones informáticas de la Biblioteca Municipal. / JOXEFE

La oposición critica el «recorte» de este servicio «pese al superávit presupuestario»El gobierno PNV-PSE replica que el puesto se traslada al departamento de informática «porque allí es más necesario»

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Los tres partidos de la oposición municipal -Irabazi, Baleike y EH Bildu- han denunciado que «PNV y PSOE están recortando servicios públicos en la Biblioteca Municipal». Han resaltado además que la mayoría sindical del ayuntamiento -conformada por ELA y LAB- «manifestó nuestra misma opinión en la última Comisión de Personal».

Las acusaciones vertidas por los partidos de la oposición se refieren a la supresión del servicio de asesoramiento informático de los ordenadores de la Biblioteca, «dejando la labor a cargo del personal bibliotecario sin aumentar la dedicación» de estos trabajadores.

Esta tarea de asesoramiento corría a cargo de un informático destinado al efecto y que desempeñaba su cometido en Kulturate

Según datos facilitados por la oposición, entre septiembre del 2016 y agosto del 2017 se contabilizaron 27.245 sesiones de uso en los ordenadores de la Biblioteca, efectuadas por 3.368 usuarios y con un incremento de 520 nuevos usuarios solo en ese periodo. Es a última hora del día «cuando menor uso tiene el servicio con 394 sesiones, pero entre las 18 y las 19 horas los usuarios efectuaron 4.163 sesiones en un año».

Tres razones

Los partidos de la oposición consideran que «no le corresponde al personal bibliotecario realizar la labor de orientación informática» y justifican el mantenimiento del puesto de informático por tres razones.

En primer lugar, por el perfil del usuario. «En muchos casos son personas con pocos recursos que no tienen otro acceso al material informático, por lo cual el servicio también tiene una función integradora», argumentan. Además, muchos usuarios «necesitan nociones básicas para cubrir sus necesidades: imprimir documentos, utilizar el escáner, elaborar la vida laboral...»

En segundo lugar, el KZgunea «no es una alternativa». El KZgunea ofrece cursillos casi todo el día y «no es fácil que tengan un hueco para atender a la población usuaria». Además «muchas de las necesidades son puntuales, que deben resolverse al momento y el perfil de cursos ofrecidos no cubre estas necesidades».

Y tercer lugar, la oposición opina que la supresión de la figura de informático «repercutirá en la calidad del funcionamiento de la biblioteca». Los partidos de la oposición creen que el servicio ofrecido en la biblioteca es «muy bueno» y no están dispuestos a aceptar un «descenso en la calidad sin una razón de peso». En este caso las explicaciones ofrecidas por el gobierno «nos parecen insuficientes y no justifican este menoscabo de la calidad».

Cultura y Personal

Juan Luis Merino, Igor Urizar eta Eneko Barberena, en representación de Irabazi, Baleike y EH Bildu respectivamente, atestiguaban «haber tratado de debatir sobre este asunto en el seno de las comisiones informativa de Cultura y Personal. El responsable de cultura ha evitado abordarlo, a pesar de que afecta de pleno a un área dependiente de Cultura como la Biblioteca».

En el área de personal «no pudimos terminar la discusión, y no terminará por cierto por la razón de que el gobierno ha decidido ya mediante decreto de alcaldía».

Necesidades sociales

Irabazi, Baleike y EH Bildu opinan que ésta «no es la dirección que debe tener el ayuntamiento ya que es necesario cubrir las necesidades sociales manteniendo la calidad de los servicios públicos».

Más

Fotos

Vídeos