Una acción de choque busca eliminar la plaga de ratas del solar inundado

Madrigueras. Con basura en la calle, las ratas tienen aquí el hábitat ideal para multiplicarse. /  OLIDEN
Madrigueras. Con basura en la calle, las ratas tienen aquí el hábitat ideal para multiplicarse. / OLIDEN

Retiran los contenedores donde se alimentan y siembran de cebos con biocida su «hábitat ideal» en este solar vallado

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Una acción de choque busca erradicar desde el pasado viernes la plaga de ratas localizada en la trasera Aprendices-Hospital. El ayuntamiento encomendó la semana pasada a la empresa especializada Anticimex una intervención de urgencia para acabar con el foco de roedores que ha proliferado en torno a los contenedores emplazados junto al solar inundado. Dichos contenedores, explicaba el concejal de obras y servicios Óscar García, «fueron trasladados a otro punto más alejado de la misma calle inmediatamente después más recibirse la primera denuncia ciudadana». Esta consistía en un vídeo en el que se observa a las ratas saliendo del solar vacío para merodear entre los contenedores en busca de alimento. El documento fue presentado en el BAZ y colgado en las redes sociales, donde ha suscitado un sinfín de comentarios.

El edil socialista responsable de obras y servicios reconocía que, debido a la actitud incívica de algunos ciudadanos que depositan las basura en el suelo, esos contenedores constituyen «un buffet libre para las ratas». La situación fue asimismo evaluada como «grave» por los especialistas antiplagas de Anticimex, empresa que se ocupa de las campañas de desratización en el municipio. García detalló que la «acción de choque con el empleo de biocidas comenzó ya el pasado viernes y se prolongará durante un mes». Por ello y para prevenir que algunos de estos roedores «intoxicados puedan salir a la superficie a plena luz de día, el parque infantil contiguo permanecerá cerrado durante ese tiempo».

En el origen de la proliferación de ratas en esta zona confluyen dos factores. De un lado, señalaba Óscar García, estaría el incivismo de algunos ciudadanos que en lugar de hacer uso de los contenedores selectivos dispuestos al efecto, depositan la basura orgánica directamente en el suelo. Al parecer, se trataría de un problema recurrente y que no se ha logrado zanjar pese a las reiteradas campañas informativas realizadas en las viviendas de las inmediaciones. Algunos ciudadanos conjeturan que este problema podría verse agravado por el fenómeno de la 'importación' de basura de localidades vecinas. Al parecer, se trata de un fenómeno que se estaría reproduciendo en otros contenedores «situados en lugares de paso».

Este 'buffet libre' para las ratas se localiza además en un enclave idóneo para los roedores. El solar inundado de la trasera de Aprendices-Hospital constituye un «hábitat ideal» para estos roedores, explicaban desde Anticimex. Tienen agua, una escollera perfecta donde oculta sus madrigueras y además todo el perímetro está vallado. Además, escondidos como están en un solar abandonado y sin depredadores naturales, las ratas campan por sus respetos en este solar que, por cierto, es propiedad del Gobierno Vasco y está destinado a la construcción de 216 VPO en venta y en alquiler.

Cientos de ratas, según estiman desde Anticimex, pueden tener su hogar en esta escollera. Tras retirar los contenedores que constituyen su fuente de alimento, la acción de choque contra las ratas se centrará durante las próximas semanas en sembrar con cebos biocidas la escollera en torno al solar inundado y su perímetro de tierra y vegetación, donde se también se observan los nidos excavados por las ratas.

Fotos

Vídeos