Diario Vasco

Proyectos para una jubilación activa

Bizi Poz. Las dinamizadoras Eider Etxebarria y Beatriz Santamaría, con los participantes en el I programa Bizi Poz de Arrasate.
Bizi Poz. Las dinamizadoras Eider Etxebarria y Beatriz Santamaría, con los participantes en el I programa Bizi Poz de Arrasate. / OLIDEN
  • Paseos saludables, consejo de mayores e inmigración, primeros frutos de Bizi Poz

El programa Bizi Poz para fomentar un envejecimiento activo y saludable ha dado sus primeros frutos en Arrasate. Los talleres organizados desde abril con la participación de 15 mayores de 55 años han alumbrado tres proyectos sociales: una iniciativa para organizar paseos saludables en grupo, la constitución de un Consejo de Mayores y proyecto sobre inmigración.

En el acto de clausura de la primera edición de este programa, la concejala de asuntos sociales Amaia Azpiazu saludaba estas iniciativas encomiando la labor de los talleres y agradeciendo sus participantes el «el interés, la curiosidad y las ganas de aprender que habéis mostrado».

Paseos saludables

El primer proyecto social en favor de una Tercera Edad dinámica y activa se dirige a cultivar la «salud a través del ejercicio físico». Mariasun, Lorea, Margari y Rosa han desarrollado un proyecto de 'paseos saludables' para compartir con otras personas mayores disfrutando de caminatas por «rutas alternativas». No plantean un esfuerzo muy exigente pero sí una ruta semanal de aproximadamente dos horas de duración y «dificultad media» por itinerarios rurales que han trazado con el asesoramiento del club de montaña Besaide y el área de medio ambiente del ayuntamiento. En la vertiente deportiva seguirán las recomendaciones del Athlon, cooperativa especializada en servicios deportivos.

Consejo de mayores

Nati, Joxe, Consuelo, Espe y Pili son los impulsores de un proyecto para constituir un consejo de mayores que aglutine en su seno a los 4 hogares del jubilado, a asociaciones y fundaciones como Nagusilan, Goienagusi y Hurkoa así como a responsables políticos y técnicos del ayuntamiento. Este órgano tendría el cometido de «analizar la situación de los mayores en Arrasate» y abordaría, entre otros aspectos, los pisos tutelados, la instalación de desfibriladores en todos las asociaciones de mayores y se ocuparía de «publicar y difundir las actividades» dirigidas a este segmento de población que hoy por hoy «no se están transmitiendo bien» señalaba Joxe.

Este nuevo órgano iniciaría su andadura en septiembre y se reuniría con carácter mensual o trimestral.

Inmigración

Los migrantes extranjeros avecindados aquí son blanco de tan reiterados como infundados rumores de tinte xenófobo. En un intento por combatir y desarbolar esa falsa rumorología, Iñaki, Pili, Juanan, Coro y Pilar se han embarcado en un proyecto para «conocer la realidad de la inmigración en Arrasate y desmontar las murmuraciones» como las relativas a su número y a las ayudas que perciben. Recabando datos de Lanbide, del ayuntamiento y de las asociaciones que trabajan en favor de la integración y la convivencia, como Ekin, Elkarhezitzen o IMME, los autores de este proyecto han constado que en Arrasate viven 1.440 inmigrantes (6,5% del padrón), y que «solo 195 de ellos cobran la RGI. Los restantes 1.249 no perciben esta renta». Con estos datos pretenden contrarrestar el estigma que pesa sobre el colectivo inmigrante, al tiempo que elogian la magnífica labor que desde hace años realizan las mencionadas asociaciones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate