Diario Vasco

Arrasate Judo Elkartea: valores, compañerismo y medallas

Encuentro de Arrasate Judo Elkartea con los judocas de Pau.
Encuentro de Arrasate Judo Elkartea con los judocas de Pau. / FOTOS JULIO GALLEGO ROCHA

De todos es sabido que el judo es uno de los deportes más completos que existen. Y si alguien no lo sabía, sus beneficios, físicos y psíquicos, lo avalan: El judo desarrolla de forma equilibrada la coordinación, el equilibrio, la flexibilidad, fortalece las articulaciones y aumenta la resistencia corporal. Los beneficios no son sólo físicos, sino que psicológica, emocional y espiritualmente también ha demostrado sus ventajas al practicarlo. Valores como el respeto, la confianza, la responsabilidad se unen al aumento de la concentración, la reducción de la ansiedad, la mejora del autoestima y un sin fin de características positivas para quien lo practique. De ahí que no tenga límite de edad para su práctica y que la Unesco lo haya reconocido como deporte ideal para niños y adolescentes.

Arrasate Judo Elkartea lleva ya muchos años defendiendo y mostrando estos 'dones' del judo. Actualmente, cuenta con 28 judocas infantiles y 6 adultos en sus filas, dirigidos por el sexto dan Julio Gallego Rocha. La implicación con el club de este profesor azpeitiarra es sin duda de admirar. Cada semana desde hace más de una treintena de años recorre kilómetros para reunirse en el polideportivo de Musakola con sus pequeños pupilos y sus alumnos que se han convertido en compañeros. De echo, tres de ellos, Deiane Moreno, Borja Gómez y Jon Ander Fernández, le ayudan en la ardua tarea de enseñar a los más txikis del club. Destacan entre ellos la prometedora judoca de 13 años de edad, Maren Martín, que logró el subcampeonato de Euskadi de judo hace tres semanas en Gasteiz.

La joven atxabaltarra, cinturón azul, comenzó con 7 años y a su edad ha estado a un paso de acudir al Campeonato de España, todo un hito para una infantil de primer año. El club ha disfrutado además de su habitual visita a Pau, intercambio que llevan celebrando desde el 2012, un encuentro muy gratificante como asegura el propio Gallego. Y es que Arrasate Judo Elkartea da especial importancia a esto de los intercambios, por ello tienen estrecha relación con los clubs de Ondarroa, Eibar, Legazpi, Azpeitia, Zumarraga y Soraluze entre otros, junto con los que acuden a diferentes campeonatos.

El calendario tras la Semana Santa será intenso. La siguiente cita será el 6 de mayo en Legazpi y el 27 de mayo en Aretxabaleta, donde tendrá lugar el Campeonato de Gipuzkoa por equipos. En junio acudirán a otro campeonato en Ondarroa. Gallego participa regularmente también en diferentes masterclass de judo y clases de defensa personal, además de ser árbitro oficial de la Federación.

Desde hace cinco años es sexto dan -de diez niveles- y ya ha comenzado en el largo camino que le llevará al séptimo dan. Según explica, es una tarea que te puede llevar años. Se trata de aprender una serie de catas, algo que asegura es muy importante, ya que, añade, «la técnica se queda para siempre pero la fuerza se va». Gallego no duda en los orígenes del judo, arte marcial japonés.

De hecho hace un año de su visita a Japón, donde además de conocer el país, entrenó diariamente durante diez días, en el centro de artes marciales, que vio nacer el Judo, Kodoka Judo Institute, y donde se encuentran profesores con el mayor nivel que se puede llegar a tener en este arte marcial -cinturón rojo-. No cabe duda que las medallas siempre son gratificantes tras duras, largas e intensas jornadas de entrenamiento, pero el compañerismo y la enseñanza de los valores son sin duda las virtudes de este club.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate